Google+ Seguidores

jueves, 30 de agosto de 2007

Los Estilos De Chávez, Trujillo, Fidel Y Otros.

Actualidad


La reciente historia de Hugo Chávez en el ejercicio de su autocracia en la sufrida Venezuela permite comparar su esquema de “construcción de poder” con el prototipo de de los dictadores latinoamericanos del Siglo XX: el célebre “Benefactor de la República Dominicana” general Rafael Leónidas Trujillo Molina.

No vale la pena incursionar en los estilos y matices de aquella siniestra pléyade de personajes totalitarios -de distintos signos ideológicos- que infectaron la región durante lapsos afines. Con sus más o sus menos los Somoza, Vargas, Duvallier, Pérez Jiménez, Rojas Pinilla, Ubico, Odría, Stroessner, Batista, Castro, García Mesa, Velazco Alvarado -y tantos otros- accedieron al poder utilizando la violencia o las mañas más arteras, buscando aniquilar las instituciones republicanas e intentando perpetuarse en el mando hasta que la muerte los separe de sus esperpénticas “obras públicas” y sus empinados monumentos en vida. Deliberadamente dejaríamos al margen de este análisis a la Argentina y el Uruguay, nos comprenden las generales de la ley y por ello se complicarían las reflexiones.

Antes de acceder al poder Trujillo y Chávez conspiraron a ojos vistas contra gobiernos constitucionales ejerciendo altas jerarquías en las fuerzas armadas. Usufructuaron situaciones complejas con los gobiernos norteamericanos y aprovecharon los conflictos internacionales en sus respectivas contingencias. Ambos fracasaron en anteriores conatos de conspiraciones violentas. En sus comienzos hicieron la suficiente buena letra para ganarse la consideración de los gobiernos legítimos. Rafael Trujillo llegó a arrodillarse, implorar y llorar al presidente Horacio Vázquez en el año 1929 ante lo cual logró mantener ciertas posiciones militares.

Después de un golpe artero y cruento contra el presidente Carlos Andrés Pérez, el coronel Hugo Chávez logra el indulto del presidente Rafael Caldera y aparece en la escena política como si no hubiera hecho nada malo, hasta mostrándose exultante por su pasado golpista. De ahí a incidir en la campaña despiadada contra la presunta corrupción de Carlos Andrés Pérez no le costó gran cosa. ¡Cuántas veces se ha visto en esta triste Latinoamérica a los delincuentes con antecedentes violentos travestirse en rígidos fiscales de los hombres de la democracia…!

Ambos personajes -Trujillo y Chávez- han sido maestros en concentrar fuerzas políticas a su favor con el eufemismo de la “concertación democrática”, borocotizando dirigentes de la oposición, demonizando gobiernos anteriores, eliminando a los que los habían ayudado anteriormente, imponiendo su dominio personal sobre legisladores, jueces y periodistas; creando un movimiento o frente político a la medida del déspota, haciendo desaparecer los antiguos partidos políticos, dominando férreamente a las fuerzas armadas, debilitándolas y creando guardias de choque a la usanza de las S.A. o las S.S. de Adolf Hitler. Fundaban monopolios de prensa y perseguían la libertad de palabra solazándose como si fueran deportes lisonjeros. Bendecían estos dictadores a la burocracia estatal como al Ogro Filantrópico que describiera Octavio Paz. Consagraban al “imperialismo yanqui” -con variopintas tácticas- en el protagonista de todos los males y el victimario número uno de la humanidad. No por casualidad con estos mismos métodos llegaron tan lejos la Italia Facsista, la Unión Soviética, la Alemania Nazi, la China de Mao, el Japón belicista, la Cuba de Castro con su medio siglo de muerte, mentira y mazmorras y el terrorismo de la Jihad islámica que hace temblar de pánico a los habitantes del planeta.

LAS JUGARRETAS DE LOS DICTADORES.

No solamente Mussolini, Stalin, Mao, Hitler, Tojo, Fidel Castro o Bin Laden han jugado sus pasos de comedia con los Estados Unidos. Algunas veces con cercanos o melosos rodeos y en la generalidad con un inusitado fervor de diatriba lacerante contra sus “feroces prácticas imperialistas”. Llevando a actitudes de hostilidades ilimitadas por vía de conflagraciones cruentas , guerra fría, bombardeos sorpresivos, guerrillas, atentados, conflictos diplomáticos, políticos y económicos. Desde las grandes potencias hasta minúsculos países u organizaciones civiles, políticas o religiosas -bilateralmente o en foros internacionales- se ha acusado al “imperialismo yanqui” con reproches de toda índole cuya sustancia no son del caso analizar por la complejidad de su historia.

Los dictadores latinoamericanos cimentaron su poderío en sus respectivos países mediante un juego de mancha y contra mancha con los Estados Unidos. Se acercaban a Washington o se alejaban de esa metrópoli según su conveniencia. Con el fin de buscar popularidad en sus pueblos alegaban gran indignación contra el hegemonismo financiero de la potencia del norte, las bombas de Hiroshima y Nagasaki, la instalación de bases militares en diferentes regiones del planeta, la polémica intromisión en los asuntos internos de otros países, el armamentismo de la paz armada, la dependencia o el predominio en el comercio mundial, la difusión cultural a través del Reader Digest o el cine de Hollywood, el envío de los marines para defender la seguridad de los americanos en peligro y otros tantos actos de predominio reales, exagerados o inventados.

Trujillo y otras dictaduras militares en la época de la segunda conflagración mundial y parte de la guerra fría recibieron alguna protección de los Estados Unidos por considerarlos “our sons of a bitch” (“nuestros H. de P.” - F.D.Roosevelt dixit). Sin embargo el dominicano sostuvo graves enfrentamientos con la potencia, recuérdese el secuestro en pleno Manhatan y la posterior tortura y muerte en Santo Domingo del escritor español Jesús de Galíndez y los oprobiosos crímenes de las tres distinguidas hermanas Mirabal que indignaron al mundo contra el audaz tirano. Pero las atrocidades de aquellos dictadores maléficos se consumaban en los límites de sus propios territorios, salvo el caso citado de Galíndez sádicamente asesinado por escribir el libro “La Era de Trujillo”.

Fidel Castro y Hugo Chávez se diferencian de aquellos por abarcar un cínico matiz internacional. Castro exportó y difundió su sistema de violencia guerrillera por Latinoamérica y África. Convocó personajes de la cultura y la política para enviarlos como cruzados armados por las distintas latitudes de ambas regiones mencionadas. Decaída su dependencia rufianesca de la URSS continuó Castro la actividad saboteadora y terrorista mediante una técnica más barata inspirada en el pensamiento de Antonio Gramsci. La influencia de este astuto proceder fidelista -apoyado en su incansable y machacona retórica- la estamos sufriendo en carne propia los argentinos. Evaluamos la instrumentación de un muro ideológico compuesto por periodistas, docentes, artistas, gremialistas y políticos desprevenidos actuando como un ejército disciplinado. Aún siendo claramente minoritarios, estos centuriones gramscianos han demostrado un talento suficiente para confundir la filosofía de la comunidad. Al liberalismo lo han disfrazado de conservador. Los que condenan al pobre a padecer sus carencias eternas los llaman “progresistas”. La seguridad de los seres humanos la atrofian evitando o combatiendo las normas represivas del delito. Los terroristas son los únicos susceptibles de garantías en el respeto a sus derechos humanos. Los emprendedores de la economía son lúdicos expoliadores de la riqueza ¿? de los pobres. Los que nunca en su vida pagaron de su bolsillo un salario son los heroicos titulares de los gremios representativos de los trabajadores, a cuya costilla viven. Se premia y alienta a los empresarios renuentes a la competencia y los riesgos, a su vez amantes ardorosos de los subsidios y la protección prebendaria. Se cultiva la industria de una apasionada moralina para tapar la corrupción estructural.

El fenómeno Chávez aparece con otro estilo de proxenetismo. El ex militar golpista utiliza los abundantes petrodólares del hambreado pueblo venezolano para financiar su imitación de los presuntos métodos utilizados por el odioso “imperio”. Todo lo que Chávez despotrica falazmente en sus kilométricos discursos contra los EE. UU. es exactamente lo que él practica para someter a los gobiernos torpes que “protege” “apoya” “ayuda” “orienta” en sus luchas chauvinistas contra la supuesta dominación yanqui. Sus amigos de Cuba, Bolivia, Argentina, Ecuador, Nicaragua, Irán, Rusia, Belarús, Siria, Uganda, Nigeria y distintas naciones caribeñas o antillanas reciben sus dádivas a tasas asombrosamente altas; sus embajadores son meros militantes y agitadores, intercambian y adiestran activistas; las empresas del estado de sendos países profundizan la repartija espuria de fondos ilícitos; cultiva el venezolano el sostenimiento de grupos u ONGs ideologizados, ejerce desde ahí una descarada intromisión en las elecciones foráneas, organiza eventos deportivos al estilo Nürenberg 1938, actos públicos en estadios grandes o en escalinatas universitarias del exterior de su país; aparece con circenses desplantes o vedettismo incansable en los foros internacionales; despilfarra en el orbe gastos de propaganda enfermiza a favor de su pintoresco socialismo del siglo XXI que no es otra cosa que un grotesco bonapartismo, intentando destacarse con las ínfulas de una primera potencia.

¿Quién ha sido el modelo impecable de este estilo de dictadores que ensuciaron la historia del siglo XX y años sucesivos…? Hay que recordar al histriónico Duce de mandíbula exuberante, gesto presuntuoso, habilísimo propagandista que desde el exterior abundaba en discursos arrogantes para inflamar el ego de un pueblo nostálgico de Julio César y Augusto. No hay que olvidar, ese mismo pueblo colgó su cadáver “patas arriba” junto al de su pareja exhibiéndolos largamente en la Piazza Loreto. El mismo pueblo que se entusiasmaba confundido con sus arengas alocadas, vociferadas desde el balcón del Palazzo Quirinale.

epoblet@fibertel.com.ar

Ud. puede comentar este artículo en el Foro Atlas 1853, haciendo click aquí



O a Inicio de web www.bersoa.com/

martes, 28 de agosto de 2007

Que Cuba se Abra al Mundo

Por Martín Simonetta

Director Ejecutivo, Fundación Atlas1853
casinos online

casino online

Contacto de prensa: 15.5119.6640 - msimonetta@atlas.org.ar

El ritmo de la transición cubana hacia un régimen institucionalmente más abierto parece acelerarse. El 31 de julio del 2006, el estado de salud de Fidel Castro y la asunción de su hermano Raúl, como presidente provisional de Cuba, marcó un nuevo paso en este lento pero firme proceso de cambio.

Las últimas décadas han sido testigos de deterioros en dos de los cimientos que dieron origen al régimen castrista y relevancia política a la isla. Por un lado, la desintegración de la Unión Soviética en el marco de un mundo bipolar. Por el otro, el ocaso de Fidel Castro.

90 Millas a la Libertad

Fidel asumió de facto la autoridad de la isla en 1958. En el contexto de aquel mundo bipolar, posterior a la Segunda Guerra Mundial, alineó a su país hacia el lado de la Unión Soviética. En ese juego, el valor de Cuba como socio estratégico y bastión del comunismo en el Caribe, fue clave para los comunistas en el mundo Este/Oeste.

Durante la “guerra fría”, la isla significó un énclave fundamental para la Unión Soviética situado como un estratégico “patio trasero” de los Estados Unidos, a apenas 90 millas. Hacia fines de la década del 90, la crisis financiera soviética puso fin al “rubloducto”, es decir al sistema de financiamiento soviético hacia Cuba que era fundamental para subsistencia de ese modelo. [1][1]

La caída del comunismo en los países de Europa del Este dejó a Cuba y a Corea del Norte como “eslabones perdidos” en el mundo. Como un extemporáneos dinosaurios sobreviviendo en el lago Ness.

En el nuevo contexto, la Cuba de Castro debió hacer involuntarias modificaciones y permitir el ingreso del virus de la Libertad. La necesidad obligó al gobierno cubano a transar con el supuesto el enemigo: el capitalismo. Debió alimentarse del flujo de fondos generado por el turismo (según cifras extra-oficiales representa ¾ de los ingresos fiscales) y también, de forma limitada, abrirse a la inversión, predominantemente europea.

Los ciudadanos cubanos, a pesar de los altos riesgos de violar las prohibiciones, desarrollaron pequeños negocios, muchos de ellos orientados hacia el turista, en el marco de los mínimos márgenes de acción existentes. En el contexto más hostil, la informalidad fue, una vez más, una forma de Libertad conquistada por los ciudadanos sobrepasando a un gobierno “todo-poderoso”.

El Muro de la Información

La desconexión del pueblo cubano del mundo exterior era un requisito sine qua non para que el discurso oficial fuera creíble y la represión sistemática justificable. El contacto con ciudadanos extranjeros les hizo a ver a los cubanos que “afuera” no se vivía tan mal, como argumentaba Castro.

La necesidad fiscal llevó a derribar ladrillo a ladrillo el “muro de la información” que separaba al cubano de la realidad. Entre estas barreras que pretendían vender al “paraíso cubano” como cierto, podemos mencionar el acceso de los ciudadanos únicamente a periódicos oficiales –entre ellos, Granma-; la existencia de sólo dos canales de televisión, obviamente oficiales; las interferencias generadas por el gobierno para bloquear las ondas de radio Martí, transmitida desde Miami; el acceso restringido a libros, bibliografía no oficial y a Internet; la prohibición expresa para los cubanos de contactarse con turistas, sólo por mencionar algunas.

El contacto con los turistas extranjeros permitió a los isleños comenzar a tomar conciencia plena de la aterradora brecha de ingresos entre su inhumano nivel de vida y el del resto del mundo, inclusive de otros países latinoamericanos.

Sólo con un muro de información entre los cubanos y el exterior podía ser creíble el amplio listado de logros del régimen que Fidel enunciaba en cada uno de sus numerosos actos públicos masivos a través de interminables discursos, ante una audiencia caracterizada por una generalizada mala nutrición y cuya vida diaria no conoce otros productos como el arroz, el azúcar, los frijoles, el aceite y los huevos, provistos, de tanto en tanto, a través de su libreta de abastecimiento.

Claramente, el efecto no deseado para el gobierno, de esta apertura al turismo ha sido la perforación del muro de información -construido y preservado por décadas- existente entre el pueblo cubano y el mundo exterior. Este desbloqueo ha puesto en evidencia, ante los ojos del pueblo cubano, el abismo existente entre ellos y los extranjeros en términos de nivel de vida, derechos civiles, económicos y políticos.

La sustancial diferencia de poder adquisitivo, la ropa, las cámaras de video, mp3, laptops, el desolador contraste en términos de nutrición y, especialmente, la libertad de entrar y salir de sus respectivos países son, ante los ojos del pueblo cubano, embajadores silenciosos de los valores del mundo occidental que, a todas luces, contradicen abiertamente la imagen vendida por Fidel sobre el "paraíso cubano".[2][2]

Estamos viviendo tiempos de cambio. En contraste con la imagen de Fidel, nos viene a la mente la imagen del balsero, aquel que arriesgó su vida en busca de Libertad. La riesgosa balsa es una apuesta a todo o nada, es elegir entre la posibilidad de perder la vida ante la opción de tenerla ya perdida. Es el hartazgo y la rebeldía en busca de ejercer el derecho a la felicidad.

En este proceso que está viviendo la isla recordamos las palabras de Juan Pablo II quien –considerado junto con Ronald Reagan y Margaret Thatcher, como padres de la derrota del comunismo en el mundo- durante su visita a la isla: “Que Cuba se abra al mundo. Que el mundo se abra a Cuba”.

El comunismo fracasó, generó más pobreza y muertes en el mundo. Estamos presencia el histórico momento del fin del último bastión latino de esta ideología contraria a la naturaleza del hombre.
--------------------------------------------------------------------------------

[1][1] Martín Simonetta, “Los Pies de Barro del Régimen Cubano”. Fundación Atlas1853, 1999.

[2][2] Martín Simonetta, op. cit.

domingo, 19 de agosto de 2007

Los peajes más caros se pagan en Colombia, un país rezagado en infraestructura

Coordinación de Publicación: Humberto Vanegas



Artículo tomado de

eltiempo.com / economia
Agosto 18 de 2007

Por: Bernardo Bejarano González, Redactor de El Tiempo, con información de Sergio Gómez (Washington), Luís Esnal (Sao Paulo), Valentina Lares (Caracas) y Paola Pinedo (Lima).

Los derechos de tránsito por kilómetro entre Bogotá y Villavicencio ($253 para autos, camperos, camionetas y microbuses), cuestan el triple de lo que se paga por conducir de Washington a Nueva York.

En el caso de Estados Unidos, las cuentas son en el supuesto de que un conductor use las turnpikes (autopistas de peaje), pues la diferencia sería mayor si la comparación se hiciera con las interestatales tradicionales.

La Vía al Llano, que entre enero y el 17 de agosto registró 26 horas de cierre, no solo es la ruta más costosa de Colombia en términos de peajes, sino que dobla el promedio de los países en desarrollo: 5,1 centavos de dólar (108 pesos) por kilómetro, según el Banco Mundial.

Incluso supera el promedio de las naciones desarrolladas, que oscila entre 5,5 y 11,1 centavos (entre 117 y 236 pesos), según se excluyan o se contemplen los 'venenosos' peajes japoneses (20 centavos de dólar por kilómetro, en promedio).

Solo el año pasado, cada uno de los 61 peajes manejados por el Instituto Nacional de Vías (Invías) recaudó un promedio cercano a los 7.000 millones de pesos, mil millones más de lo que cuestan cuatro años de mantenimiento del tramo Buga-Buenaventura (117,9 kilómetros).

Las 58 casetas de la red concesionada, administradas por particulares, recogieron casi lo mismo (6.845 millones cada una) entre enero y julio, o sea en apenas siete meses.

'Cuestión de geografía'

"Aquí se ha hecho el desarrollo más difícil del continente", les dijo el presidente Uribe a los empresarios esta semana, durante la instalación del Congreso Internacional de Actualidad, Negocios e Impacto en Logística Global.

El mandatario argumentó que mientras San Salvador y las demás capitales centroamericanas están junto al mar, "o cerquitica", privilegio que comparten con los centros de poder de Ecuador, Perú, Chile e inclusive Bolivia ("escasos 100 kilómetros"), entre Bogotá y el océano hay 550 kilómetros y tres cordilleras, en el mejor de los casos.

Eso, sumado al gasto de combustible que se deriva de la dificultad del trazado, al prolongado tiempo de espera en puerto y a la escasa generación de economías de escala de las transportadoras, podría explicar por qué, según trascendió hace dos años en un foro de Fedepalma, llevar una tonelada de carga de la capital a Buenaventura cuesta más que transportarla desde el puerto vallecaucano hasta Japón.
Aunque no existe un estudio detallado sobre el tema, la vía Bogotá-Buenaventura es quizás la más costosa de mantener. Por ella transita la mitad de toda la carga que sale del país, lo que se traduce en un intenso desgaste de la calzada.

La tesis presidencial podría aplicársele también al oneroso corredor hacia la capital del Meta. "Desde el punto de vista geológico y técnico, es la carretera más compleja de Colombia", asegura María del Rosario Carrillo, secretaria general de Coviandes, la firma que la administra.

Por eso, dice ella, no es justo comparar sus tarifas de peaje con las de otro tramo cualquiera, nacional o extranjero, pues la Vía al Llano atraviesa la Cordillera Oriental, de gran inestabilidad geológica, y cuenta con costosas obras de infraestructura, como túneles (más de 7 kilómetros bajo tierra) y largos viaductos.

Pero las altas tarifas de los peajes no tienen que ver solamente con las particularidades del terreno. Dependen también de la estructura financiera de cada proyecto, sobre todo cuando se trata de carreteras entregadas en concesión a particulares, las cuales suman ya 3.375 kilómetros (más de la quinta parte de toda la red primaria).

"El Estado se ha preocupado más por el concepto de obra pública que por las variables financieras. Hace 6 años no había un peso para nada, pero hoy hay mucha liquidez. Optimizar ese apetito inversionista permitiría cobrar menores tarifas de peaje", opina Francisco Suárez, vicepresidente jurídico de la Cámara Colombiana de la Infraestructura, que defiende los intereses de los empresarios del sector.

¿La tercera será la vencida?

De hecho, reconoce Suárez, aunque los actuales contratos con el sector privado (concesiones de tercera generación) tienen falencias, se acercan más que los anteriores a lo que él llama "creatividad financiera".

Por ejemplo, dice, permiten desarrollar gradualmente los proyectos más ambiciosos, de manera que las obras avancen a medida que el tráfico aumente, sin forzar inversiones en plazos cortos, con sus consecuentes necesidades de retorno.

Lo de tener peajes cada vez más baratos está por verse. Mientras tanto, lo que no parece tener marcha atrás es la multiplicación de puntos de recaudo. Para los próximos diez años están proyectadas al menos seis nuevas casetas, asociadas a iniciativas de mejoramiento de los corredores actuales: las dos de Cúcuta, que han generado los bloqueos de protesta en la frontera; una entre los departamentos de Córdoba y Sucre, un par en la Ruta Caribe (Barranquilla-Cartagena) y otra entre Girardot (Cundinamarca) y Cajamarca (Tolima), que empezaría a funcionar una vez se ejecuten las obras de una variante.

"El Estado se ha preocupado más por el concepto de obra pública que por las variables financieras. Hace 6 años no había plata para nada, pero hoy hay mucha liquidez. Optimizar ese apetito inversionista permitiría cobrar menores tarifas de peaje".

* Francisco Suárez, vicepresidente jurídico de la Cámara Colombiana de la Infraestructura.

viernes, 17 de agosto de 2007

DEMOCRACIA SIMULADA




Por: Gerardo Delgado Silva

La concepción griega del Estado, como entidad compuesta de todos los ciudadanos, exige una participación activa y libre de cada uno en la vida política. De ahí, que la teoría griega sobre el Estado condujera, lógicamente, a la democracia.

A pesar del carácter idealista del pensamiento de Platón, afirmó que el fin de la política es la educación para que florezcan la virtud y la justicia.

Empero, la tendencia en nuestra patria, es el envilecimiento, el desprecio, el repudio manifiesto, al concepto de democracia, que adquirió un significado social, además de político. No es una forma de gobierno, sino la esencia misma de todos los gobiernos republicanos o instituidos por los ciudadanos para el bien de la comunidad. Sin el ordenamiento jurídico fundamental, que es la Constitución, no puede existir la república, que es una estructura y mucho menos la democracia, que es un contenido ético.

Existe una predisposición en nuestra patria, a excluir los espíritus más selectos de la dirección de la vida pública, permitiendo que muchos de los detentadores del poder político, sean personajes mediocres y confusos, sin ninguna preparación en el manejo del Estado, pero disfrazados con la máscara de la respetabilidad, valiéndose de la opinión publicada desorientada. Traicionan a la patria, considerando que el fin justifica los medios, con ostensible aquerenciamiento con el delito, como testaferros de los paramilitares. La descomposición moral de un buen número de padres de la patria, diputados, concejales, gobernadores y alcaldes, definen la decadencia de una clase dirigente y la degradación en que han caído. El país en los próximos comicios, debe reaccionar, asumiendo la personería de su destino histórico, rescatando los valores éticos quebrantados por quienes no han asumido con dignidad sus deberes patrióticos. Es el momento de denunciar los hechos punibles.

Existen aspirantes que no pueden pregonar la decencia y la moral, porque no la han practicado. Pero reclaman los votos de la ciudadanía, comprándolos directa o indirectamente, con desafiante felonía y cinismo, exhibiendo el poder del dinero mal habido, que sepulta como un alud a los aspirantes honestos, cuando no, el constreñimiento ominoso de las armas. Es decir, delitos contra los mecanismos de participación ciudadana, que comprende entre otros, el fraude a la inscripción de cédulas, el llamado “trasteo de votos”, que ha sido una práctica vitanda. En otras palabras, están proclamando lo sentenciado por los antiguos: “La corrupción es lo mejor de lo peor”.

Se ha considerado que lo inherente al sistema democrático, es que se realicen elecciones, que funcionen los órganos deliberativos, siguiendo la expresión de Georges Burdeau. Pero en nuestra patria, de tantas amarguras y abominaciones, de desmesurada injusticia social, ¿existen condiciones para la expresión de la “voluntad popular”?

La clase dirigente, exalta las instituciones democráticas, pero se basa sobre las instituciones de “jefes naturales”, “gamonales” y “parapolíticos”; predica la libertad de opinión, pero practica el control efectivo de la prensa, la radio y la televisión.

Los partidos carecen de filtros que permitan la selección y la educación del personal político.

Así pues, un gobierno como el de Uribe, que no empieza por resolver el problema de los desplazados; el de los niños famélicos que no encuentran ni siquiera la alegría de existir, que luchan por “tiras de piel, cadáveres de cosas”, como cantaba Valencia en Anarkos; que mueren al fin como en el Chocó y otras regiones del país, que ostenta catorce millones de seres sumidos en la miseria, calificada por la ONU como crisis humanitaria; que continúa con el paranarcomilitarismo y la narcoguerrilla; que no resuelve el problema del desempleo y de la enseñanza; el de la vivienda digna; que no respeta el constitucionalismo, no puede llamarse un gobierno democrático, así posea el Estado, las más hermosas instituciones políticas.

___________________________

Léa sección de propuestas de candidatos a gobernaciones y alcaldías, en relación con elecciones en Colombia en http://www.bersoa8w.blogspot.com/

Lo que el Rugby me enseñó



casinos online

casino online

A días del Mundial Francia 2007


Por Martín Simonetta*
Contacto de prensa: 15.5119.6640 - msimonetta@atlas.org.ar

Cuando era chico no me interesaba el rugby. A pesar de la insistencia de mi padre, quien lo había practicado, yo decididamente prefería el popular y televisivo fútbol. La realidad evidenció que no era bueno para el deporte de la redonda y, en consecuencia, fui rechazado en el equipo de mi colegio. En esas circunstancias, casi no me quedó otra opción que –alrededor de los 8 años de edad- probar con el otro deporte que se practicaba en la escuela: el de la “guinda”.

Cerca de treinta años después, me alegra decir que la elección parece no haber sido tan mala ya que el rugby me ha enseñado mucho, y no sólo en el campo de lo deportivo.

El rugby me enseñó que se puede jugar siendo gordo. Que hay un lugar para cada uno y que debemos luchar hasta encontrarlo. También me enseñó que el gordo puede enamorarse del deporte, entrenar, ir al gimnasio, potenciarse, jugar y ganar. Y que puede transformar su supuesta debilidad en una incontenible fortaleza.

Me sorprendió cuando, por primera vez, un compañero tapó mi cabeza con su espalda para impedir que el botín del contrario la pisara. A partir de allí, aprendí y ejercí –como todos- esa práctica que refleja el espíritu de equipo, de amistad y, sobre todo, de lealtad, esencial al rugby.

También me hizo ver que en determinados momentos es necesario bajar la cabeza como un toro, concentrar toda la energía e ir para adelante buscando el in-goal contrario, aún sin saber exactamente las consecuencias de tal decisión.

Me mostró que el juego termina cuando suena el silbato, que se debe abrazar al rival tras la pitada final y disfrutar relajadamente un tercer tiempo de reconciliación con los jugadores del equipo contrario. Me enseñó a construir relaciones fructíferas más allá de las dificultades de corto plazo.

Me hizo saber que el árbitro es sagrado, y que, a pesar del eufórico entusiasmo del juego, las reglas deben ser cumplidas y que las decisiones del referee, independientemente de su pequeño tamaño, son inapelables e indiscutibles.

Me mostró que una espalda ardiendo bajo las duchas del club significa haber dejado todo en la cancha. Que se debe disfrutar de la sensación del deber cumplido, más allá del resultado. Que jugar y dejar todo en la cancha, ya es ganar.

Me enseñó a que la vida es “todo terreno” y que, a veces, nos lleva a jugar en verdes canchas con delicadas pasturas, y otras, en áridas superficies de tierra seca. Que la meta es la misma pero la estrategia, para jugar y triunfar, puede cambiar.

Me hizo comprender que no importa ganar ni perder sino jugar, jugar mucho y divertirse. Que jugando se aprende de los errores, se modifican las estrategias, se incrementa la autoestima e indefectiblemente se gana más de lo que se pierde, en este u otros campos de la vida.

Me demostró que es compatible el trabajo duro con la mayor diversión. Que, cuando uno se enamora de lo que hace, pocas barreras pueden frenarlo. Me alentó a celebrar los éxitos, pero también los fracasos cuando se deja todo en la cancha.
Nuestro rugby es un reflejo de los “buenos viejos tiempos” de la Argentina, cuando éramos un país abierto y atractivo al comercio, a las inversiones y a las personas de todo el mundo. De la época en que Gran Bretaña arriesgaba el 65% de las inversiones que realizaba en toda América Latina en este país. Vías férreas, puertos, frigoríficos y por qué no decirlo, el rugby, son algunas de las herencias recibidas. Como un fiel y persistente reflejo de aquel legado, la Argentina es el único país latino que se encuentra –con firmeza y autoridad- entre los 10 mejores equipos del mundo, jugando de igual a igual –y en muchos casos derrotando- a las 5 naciones donde el deporte fue dado a luz.

Faltan pocos días para que comience la Copa Mundial de Rugby Francia 2007. En medio de este clima de alegría no puedo evitar pensar en cuánto valor este deporte ha agregado a mi vida y a la de mi familia. Me enseñó a crecer, a animarme a ir para adelante, a tomar riesgo y a sentirme respaldado confiando en mis compañeros, en mis amigos, pero -sobre todo- en mí mismo.

* Dedicado a mi “viejo”, Julio A. Simonetta (h).

martes, 14 de agosto de 2007

La economía del populismo



casinos online

casino online Tomado de El Tiempo.
eltiempo.com / editorial / columnistas

EL PRESUPUESTO DEL 2008

Pedro Medellín Torres. Columnista de EL TIEMPO.

El costo de la popularidad presidencial.
En mayo de 1990, preocupados por las políticas de los gobiernos populistas de América Latina, un grupo de economistas (coordinados por R. Dornbusch, de MIT, y S. Edwards, de la Universidad de California) emprendieron el estudio de lo que llamaron la "economía política del populismo". Trataban de establecer las implicaciones de los programas económicos y sociales que, basados en políticas fiscales y crediticias expansivas, buscan crecimiento y redistribución del ingreso, pero sin considerar los riesgos de la inflación y el financiamiento deficitario.
El famoso Réquiem para el populismo, escrito en 1982 por Paúl Drake, les permitió a los economistas entender que un gobierno populista es aquel en el que un líder de rasgos personalistas (o paternales), para mantener las adhesiones políticas y la movilización social, promete un crecimiento simultáneo de la economía y el bienestar social. Y para lograrlo no tiene problema en aumentar el gasto, aun a costa de elevar el déficit fiscal y el endeudamiento público. Para Dornbusch y Edwards, la imposibilidad de sostener esas políticas llevará a la economía a una vulnerabilidad extrema que solo puede ser corregida con un programa de estabilización "drásticamente restrictivo y doloroso".
Esa reflexión sirve para analizar la negativa del gobierno Uribe a asumir una rigurosa disciplina fiscal. Sobre todo, ahora que ha presentado el proyecto de presupuesto nacional para el 2008, por 125,7 billones de pesos, en el que propone un aumento del 15 por ciento en gastos de funcionamiento y 26 por ciento en inversión, principalmente concentrados en el gasto militar, que sube a 3,6 billones, y protección social, que supera los 5 billones.
Esos incrementos, que a primera vista parecen indiscutibles, en realidad deben alarmar. No solo porque implican un déficit del Gobierno central de 3,3 por ciento del PIB. También, porque el aumento en la inversión va a ser financiado en su totalidad con impuestos temporales (como el impuesto al patrimonio) y endeudamiento, que no son sostenibles a mediano plazo, sobre todo para unos gastos que sí se van a mantener a largo plazo.
En el gasto militar es evidente. Aun bajo el supuesto de que no hay infiltración mafiosa o guerrillera, ni problemas de estrategia, el gasto en este sector tiene la traza de un barril sin fondo. Ya no solo son los 250 mil millones de pesos de aumento en bonificaciones a los militares, aprobados en la mitad de un debate de moción de censura al Ministro. También es el mayor peso que tienen las pensiones en el gasto total. En el 2002, cuando llegó Uribe, por cada peso de gasto militar, más de 40 centavos debían ser transferidos al pago de pensiones. Ahora, que subió a 3,6 billones, es probable que por cada peso de gasto militar se deban transferir algo más de 47 centavos para cubrir las pensiones. Por eso, el Gobierno está condenado a depender de la ayuda norteamericana, si quiere tener resultados.
Por su parte, en el gasto social, el Gobierno tampoco puede asumir una rigurosa disciplina fiscal. Es el costo de haber institucionalizado, a través de los consejos comunales y los encuentros de empresarios, una práctica perversa: asumir compromisos que implican gastos, a los que luego se les deben buscar los ingresos que los financien, de manera que aseguren los apoyos políticos que necesita para mantenerse en el poder.
El presupuesto del 2008 le va a aportar al Presidente más de 3,5 billones para entregar cheques en los consejos comunales a beneficiarios de programas de acción social de Presidencia, a poblaciones atendidas por el Ministerio de la Protección Social o a los favorecidos con subsidios de vivienda; 1,6 billones de pesos para negociar vías con los políticos regionales y locales; y 500 mil millones del programa Agro Ingreso Seguro, con el que espera compensar las pérdidas de haber negociado mal el TLC.
El país entró en una economía del populismo. Y aunque diga lo contrario, el Presidente sabe que el clientelismo es insuficiente. Y que para mantener su popularidad tiene que aumentar el gasto, sin importar que sea al debe o volviendo permanentes impuestos que solo tenían un carácter temporal.
______________________________
Léa la actualidad política en Santander en http://www.bersoa8b.blogspot.com/

lunes, 13 de agosto de 2007

CARTA A LA OPINIÓN PÚBLICA INTERNACIONAL POR LA LIBERACIÓN DEL PRESO POLÍTICO CUBANO



casinos online
Material cortesia de la Fundación Atlas 1853 para Red-EsPiralSigloXXI.
casino online

NORMANDO HERNÁNDEZ,
POR RAZONES HUMANITARIAS



Al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos;

Al Director de Amnistía Internacional;

A la Comisión Interamericana de Derechos Humanos;

Al Director de Human Rights Watch;

Al Director de la Cruz Rojas Internacional;

Al Director de Reporteros Sin Fronteras;

A la opinión pública internacional;

Han transcurrido dos meses desde que la Oficina de Inmigración y Extranjería de Costa Rica dio a conocer la concesión de una visa humanitaria al opositor de la dictadura comunista cubana, Sr. Normando Hernández.

El régimen totalitario de La Habana prosigue con su estrategia de silencio, impidiendo así la salida de Normando Hernández y ejerciendo una presión inhumana constante sobre este periodista injustamente encarcelado, aquejado de numerosas dolencias y con una salud en extremo delicada.

Esta visa le fue concedida a Normando Hernández gracias a las gestiones de los diputados costarricenses Fernando Sánchez del Partido Liberación Nacional, Evita Arguedas del Movimiento Libertario y el diputado José Manuel Echandi del Partido Unión Nacional.

El diputado Echandi manifestó hace pocas semanas que denunciaría la insensibilidad de las autoridades cubanas ante el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUR). Apoyamos esta denuncia e invitamos a la comunidad internacional para que se sume en este empeño a favor de los derechos humanos de Normando Hernández.

Normando Hernández fue detenido durante "La Primavera Negra" acaecida en el año 2003, junto a 74 miembros de la oposición civil pacífica a la dictadura cubana. Actualmente, se encuentra en una cárcel de extremo rigor represivo.

El progresivo e inatajable deterioro de la salud de Normando Hernández, y todo lo que acontece en su entorno, es perfectamente conocido por el gobierno cubano, único responsable de las prontas y fatales consecuencias de mantenerlo en prisión.

Apelamos a los principios del Derecho Internacional Humanitario, y a la solidaridad de la comunidad internacional y de las organizaciones de derechos humanos, para lograr la excarcelación y salida del país de este inocente periodista cubano. La historia juzgará y condenará a todos los vinculados con este crimen en ciernes.

Atentamente,

RED LIBERAL DE AMÉRICA LATINA (Relial)
- Red Libertad (Argentina)
- Fundación Atlas 1853 (Argentina)
- Fundación Cívico-Republicana (Argentina)
- Recrear para el Crecimiento (Argentina)
- Partido Primero la Gente (Argentina)
- Instituto para la Gestión (Argentina)
- Fundación Libertad y Democracia (Bolivia)
- Notoria: Agenda para una Sociedad Libre (Bolivia)
- Instituto de Estudios Empresariales (Brasil)
- Instituto Liberdade (Brasil)
- Demócratas de Rio Grande do Sul (Brasil)
- Juventudes Demócratas (Brasil)
- Instituto de Estudios Avanzados (Brasil)
- Instituto Libertad y Desarrollo (Chile)
- Instituto de Ciencia Política (Colombia)
- Movimiento Libertario (Costa Rica)
- Asociación Nacional de Fomento Económico (Costa Rica)
- Instituto para la Libertad y el Análisis de Políticas (Costa Rica)
- Asociación de Consumidores Libres (Costa Rica)
- Instituto Libertario (Costa Rica)
- Instituto Ecuatoriano de Economía Política (Ecuador)
- Instituto para la Libertad (Ecuador)
- Movimiento Reformador (Guatemala)
- Instituto de Educación y Capacitación Cívica (Guatemala)
- Red de Ex-Becarios de la Fundación Friedrich Naumann (Honduras)
- Partido Nueva Alianza (México)
- Contrapeso (México)
- Centro de Investigaciones para el Desarrollo A.C. (México)
- Alianza Liberal Nicaragüense (Nicaragua)
- Fundación Libertad (Panamá)
- Fundación Libertad (Paraguay)
- Partido Justicia Nacional (Perú)
- Instituto de Estudios de la Acción Humana (Perú)
- Instituto Político para la Libertad (Perú)
- Instituto de Libre Empresa (Perú)
- Vanguardia Liberal (Perú)
- Perú Liberal (Perú)
- Círculo Liberal (Uruguay)
- Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (Venezuela)
- Fundación Iberoamérica Europa (España)
- Hispanic American Center for Economic Research (EE.UU.)



COORDINADORA NACIONAL CUBANA
- Partido Independentista de Cuba
- Instituto Panamericano para la Democracia
- Fundación Nacional Cubano Americana
- Primer Partido Nacionalista Democrático de Cuba
- Municipios de Cuba en el Exilio
- Cuba-Acción 13 de Marzo
- Comité Cubano Pro-Derechos Humanos
- Ex-Egresados de la Enseñanza Técnica
- Movimiento Unidad Triunfante
- Alianza Nacional Cristiana
- Asociación de Músicos Cubanos Libres en el Exilio
- Asociación Patriótica "José Martí"

Contactos de prensa:

Pedro López (Miami, EE.UU.) Teléfono:(786)419-6163
lpedro152@yahoo.com
Víctor H. Becerra (Ciudad de México)
Tel. (+5255) 5550 1039
victor.becerra@mexico.fnst.org
http://www.relial.org/

domingo, 12 de agosto de 2007

Comentarios


casinos online

casino online
Carlos dijo...
Muy buen e interesante blog. Tal vez le interese el libro virtual para descargar EL ARTE DE LA VENTAJA. Es un manual práctico para sobrevivir con astucia en el mundo. Lo que te han contado no es suficiente para triunfar: los conocimientos de este libro se aplican de forma inmediata con resultados excelentes.Puede descargarlo en:http://www.personal.able.es/cm.perez//Extracto_de_EL_ARTE_DE_LA_VENTAJA.pdf Mas libros parecidos en http://www.personal.able.es/cm.perez/ Saludos
12 de agosto de 2007 12:58 PM
______________________
En relación con el tema de los Diputados, consignado en esta sección,

Ambrosio Leal. dijo...señores lectores:Las Asambleas departamentales, como han venido operando hasta ahora, son unos entes inoficiosos, que le quitan al departamento los poquitos recursos que podrian invertirse en programas sociales. Solo si se reorganizan para que los diputados hagan gestión, podrian ser útiles a la sociedad. Hasta ahora han sido entes mediocres y quienes han llegado a los mismos solo llegan a vegetar con excepción de unos muy pocos. Los demás son inútiles para los electores. O si hacen algo en aprobación de Ordenanza, éstas solo van en perjuicio de los habitantes.Gracias por darme la oportunidad. Escribió Ambrosio Leal desde la provincia de Guanentá.12 de agosto de 2007 06:05 PM

El desgaste del presidente Uribe

Artículo Tomado de El Tiempo

León Valencia. Columnista de EL TIEMPO, 12/08/07
casinos online
eltiempo.com / editorial / columnistas
casino online

LA OTRA ORILLA



El 7 de agosto, los editoriales de varios diarios del país dieron cuenta de la posibilidad de que la imagen de Uribe empiece a desgastarse y al final de este segundo mandato el saldo del Gobierno sea negativo. La inquietud se funda en los tropiezos que ha tenido el mandatario a lo largo del quinto año, en los escándalos que se han desatado en las altas esferas de la Administración y en los puntos de popularidad que perdió el Presidente en las últimas encuestas.
La crisis del proceso de desarme, desmovilización y reintegración de los paramilitares, el escándalo de la 'parapolítica', las enormes dificultades en las relaciones con los Estados Unidos, la infiltración de la guerrilla y el narcotráfico en centros neurálgicos de la fuerza pública, la polémica que enfrenta a Uribe con instancias judiciales y la ocurrencia de tragedias como la muerte de los diputados han nublado un poco el horizonte de los partidarios del Gobierno y han desatado esta alerta en los editorialistas. Los directores de los diarios han puesto sobre el tapete una ecuación muy interesante: la relación entre gobernabilidad y popularidad.
El presidente Uribe tuvo en su primer mandato una gobernabilidad vigorosa y tranquila y también una alta popularidad. Tenía un gabinete de nuevas caras, sintonizado con la agenda del Presidente, una bancada parlamentaria ampliamente mayoritaria y especialmente agradecida con Uribe, unas relaciones fluidas con Washington, una economía en plena recuperación. Había llegado a la Presidencia en primera vuelta y se mantenía por encima del setenta por ciento en las encuestas.
La gobernabilidad no es la misma ahora. Los principales ministerios: Defensa, Hacienda, Interior y Exteriores, están en manos de viejos dirigentes políticos con graves cuestionamientos encima y con limitaciones para servir de escuderos del Presidente. La bancada parlamentaria ha perdido líderes de renombre por efectos de la 'parapolítica' y acusa brotes de indisciplina y autonomía. El Congreso de Estados Unidos se rehúsa a la aprobación del TLC y amenaza con disminuir la ayuda militar.
La economía mantiene su ascenso, pero no produce empleo al mismo ritmo. Se empiezan a notar pequeñas grietas en la confianza ciudadana hacia la política de seguridad democrática. Otras experiencias recientes muestran que cuando el margen de maniobra se estrecha, cuando la gobernabilidad sufre grandes tropiezos, la popularidad empieza a afectarse.
Le ocurrió a Lula al final del primer mandato: los escándalos de corrupción de su partido sacudieron a la coalición de gobierno y lograron vulnerar la imagen del presidente, que bajó drásticamente en las encuestas hasta el punto de poner en riesgo su reelección.
Le ocurrió al presidente Bush, quien ha visto venirse al suelo su popularidad por cuenta del fracaso en Irak y por la pérdida de la mayoría parlamentaria.
Tal como lo reseña Semana, en un artículo que tiene todas las trazas de venir de la pluma de Rodrigo Pardo, hasta ahora ha resultado muy eficaz la mezcla de populismo de derecha con un autoritarismo moderado, que practica el Presidente para mantener altos niveles de popularidad, pero es factible que si continúan creciendo los problemas de gobernabilidad, esta fórmula se desgaste y la figura intocable de Uribe empiece a caer.
Sería aventurado afirmar que hemos llegado al punto de inflexión del gobierno de Uribe, pero tanto el Presidente como sus asesores no pueden estar tan ufanos.
Faltan tres años de mandato y muy temprano se han empezado a sentir signos de cansancio en la Administración y de agotamiento en el estilo. Lo grave es que para conjurar estos males solo se conoce una receta: grandes cambios en la orientación y en las personas y Uribe no es muy dado a ello. lvalencia@nuevoarcoiris.org.co

sábado, 11 de agosto de 2007

COLUMNA DEL EDITOR





casinos online
casino online -----------Por Bernardo Socha Acosta

La necesidad de renovar la Asamblea de Santander.

Son sobrados los argumentos que tienen los que aspiran como nuevas figuras a ingresar a la Asamblea de Diputados de Santander en las elecciones del próximo mes de octubre.
Nos hemos tomado el trabajo de hablar con los candidatos a la duma departamental entre ellos Yolanda Blanco Arango, Pedro Pablo Amaya Fajardo y Carlos Alberto Morales Delgado quienes con su experiencia y carrera que hicieron en el Concejo municipal de Bucaramanga, Colombia, conocen bastante sobre los procesos de desarrollo social y económico. Ellos son voces autorizadas para medir los niveles de atraso o desarrollo de los entes municipales.
Por esta razón hemos efectuado unos balances sobre lo que han encontrado en sus trabajos de campaña por distintos municipios y coinciden en presentar inventarios con las mismas necesidades.
Y hay razón en la inconformidad de los habitantes contra el Estado. El estado solo se ha convertido en un ente alcabalero, cuyos actores (el gobierno y el Congreso) no dejan pasar oportunidad para lastimar al pueblo con la permanente creación de impuestos, sobretasas y peajes que ya están llenando la medida de los ciudadanos.

De los señores congresistas nos ocuparemos más luego

Y sigamos hablando de nuestra patria chica. Un departamento con 150 años de vida, como es Santander, periodo en el que han pasado tantos diputados y tantos gobernadores, lleva a pensar, qué han hecho a través de la historia… Algunos responderán que mucho. Pero es que hay municipios de Santander que carecen de los más elementales servicios públicos, como es el agua potable. En la mayoría de municipios de Santander los habitantes no tienen agua y la poca que les llega, como en Los Santos, la consumen contaminada con alto grado de coliformes (materia fecal) sin que los administradores públicos se sientan comprometidos en la búsqueda de una solución.
Eso demuestra la falta de gestión ante el mismo gobierno departamental y nacional, por parte de los diputados.
Por eso es oportuna la propuesta que tiene la candidata Yolanda Blanco Arango de crear unas comisiones en la Asamblea de diputados, para que se responsabilicen de las provincias y no sigamos en ese atraso en pleno siglo XXI
________________________
Comentarios:
Ambrosio Leal. dijo...
señores lectores:Las Asambleas departamentales, como han venido operando hasta ahora, son unos entes inoficiosos, que le quitan al departamento los poquitos recursos que podrian invertirse en programas sociales. Solo si se reorganizan para que los diputados hagan gestión, podrian ser útiles a la sociedad. Hasta ahora han sido entes mediocres y quienes han llegado a los mismos solo llegan a vegetar con excepción de unos muy pocos. Los demás son inútiles para los electores. O si hacen algo en aprobación de Ordenanza, éstas solo van en perjuicio de los habitantes.Gracias por darme la oportunidad. Escribió Ambrosio Leal desde la provincia de Guanentá.
12 de agosto de 2007 06:05 PM

viernes, 10 de agosto de 2007

LA MURALLA CHINA



Durante su existencia en la tierra el Hombre ha dejado testimonio en sus obras de sus obsesiones y preocupaciones y, a través de ellas, podemos conocer la orientación política y social que ha predominado en cada sociedad y en cada tiempo.

La Muralla China, esta majestuosa obra con una extensión de seis mil kilómetros que atraviesa desiertos, montañas y llanuras a través de ese inmenso país, fue construida como una obra de defensa colectiva para proteger a toda la población del embate bélico de los pueblos invasores. La defensa de la población como un todo fue la prioridad de los gobernantes.

Las pirámides de Egipto y de otros lugares de la tierra también son obras majestuosas de la invención y el trabajo humano; su construcción estaba dirigida a glorificar al gobernante, a perpetuar su memoria hacia la eternidad sin otro aparente objetivo práctico; mientras en la China el gobernante justificaba su existencia como guía y motor de una empresa colectiva para defender y perpetuar a su pueblo, en el Egipto antiguo, el Faraón se justificaba a sí mismo y se semejaba a un dios y, desde esta perspectiva, todas las fuerzas productivas de la sociedad eran dirigidas prioritariamente a fortalecer su ego y su individualismo.

Mientras China construía la Gran Muralla y Egipto elevaba sus pirámides, Europa construía castillos y fortificaciones para proteger al monarca, su familia y sus validos y, para rendir tributo de reconocimiento a la clase sacerdotal, construía los templos que hoy se erigen imponentes en el paisaje del llamado viejo mundo.

Estos monumentos antiguos reflejan, sin duda, dos modelos de gobierno y sociedad: en Europa y el norte de Africa, unas sociedades basadas en el individualismo, la dominación y la exclusión que aún sobreviven en el tiempo y que extendieron mediante la conquista y el sometimiento a sangre y fuego de los pueblos originarios, su modelo excluyente y de dominación al continente americano. Por su parte, China con sus admirables murallas nos muestra, aún hoy, una sociedad diferente, capaz de pensar y actuar en lo colectivo, una sociedad en que el individuo adquiere su verdadera dimensión cuando su pensamiento y sus actuaciones están dirigidos a satisfacer las necesidades y los intereses colectivos.


REINALDO RAMIREZ
Bucaramanga, agosto 08 de 2007
______________________________

jueves, 9 de agosto de 2007

¿Que es el periodismo progresista?

Actualidad

Por Pablo Decimo (Fundación Atlas, Venezuela)

Existe, actualmente, un gran número de la población mundial que, en mayor o menor medida, y esto depende del país donde se encuentre, defiende cierta postura cultural o filosófica donde se pretende revertir algunas cuestiones o situaciones que se van generando con ciertos adelantos tecnológicos, ambientales, sociológicos o culturales, especialmente después del “mayo francés” de 1968, cuando una especie de cambio en la mentalidad y el concepto de las personas comenzó a difundirse.
Como no podía ser de otra manera, cierto sector del periodismo se hizo eco de esta corriente y comenzó a reflejar, a modo de investigación u opinión, y muchísimas más veces con denuncias, esta especie de males que aquejan a nuestro mundo.
Este nuevo género comenzó a nutrirse de personas que se encuadran dentro de una especie de “periodismo progresista”, una mezcla rara de pseudos ecologistas, socialistas y humanistas que pregonan en pos del bien mundial.
Los temas preferidos de este “periodismo progresista” son, entre otros, defender los derechos humanos, la ecología, mejorar el nivel de vida de los más necesitados, la distribución equitativa de la riqueza o la re-distribución de las riquezas, por un lado, y oponerse enérgicamente a todo tipo de represión, la pena de muerte, la discriminación, el capitalismo, el neoliberalismo, la acumulación y/o concentración de las riquezas, el consumismo, y, por sobre todas las cosas, enfrentarse al peor de todos los males, la tan temida globalización.
Por supuesto que ninguna persona medianamente coherente puede defender la contaminación o la destrucción del medio ambiente, o que existan pobres e indigentes en ninguna parte del mundo, o de la discriminación o represión, pero, siempre hay un pero, lo interesante sería, en primer lugar, develar quienes son los verdaderos responsables de estos flagelos, luego, como se hace para revertir o prescindir de ellos, y por último, no caer en la contradicción.
Los países que en mayor medida sufren estos males son, en mayor medida, los países sub-desarrollados, especialmente en África, Latinoamérica, y Asia, pero aquí nos tendríamos que preguntar que hacen éstos países para desarrollarse.
Seguramente, un periodista progresista diría que es por culpa de los grandes capitales, las empresas multinacionales, de las políticas neoliberales, de la concentración de las riquezas, etc., pero jamás aceptarán que son sub-desarrollados por su propia inoperancia, cultura e idiosincrasia, y como ejemplo podemos citar a Venezuela, que es una nación extremadamente rica donde la mayoría de sus habitantes están por debajo del límite de la pobreza; la contracara sería Japón, un país extremadamente pobre en cuanto a riquezas territoriales e inmensamente rico en tecnología, ciencia, desarrollo industrial y, lógicamente económico.
Tampoco se escucha decir, por parte de este periodismo progresista, como se hace para prescindir o revertir estas situaciones. De ser así, tendríamos que transitar todo un proceso de involución y volver a vivir como en la Edad Media, dejando de lado la ciencia, la tecnología, cerrar los laboratorios medicinales o las fábricas para evitar las contaminaciones, por ejemplo.
Por último, y éste es el punto más interesante, es la contradicción que despliegan estos periodistas; citemos algunos ejemplos: Reniegan de la globalización, pero se nutren de Internet y todos, absolutamente todos, poseen e-mail o web site, difunden sus ideas a través de diarios, revistas, radio o TV, ¿Y cómo se hace para crear un medio de difución masiva sin recurrir a la tecnología, la industria, las fábricas o el capitalismo?
Otro ejemplo clarísimo de contradicción es que se reclama por hospitales bien equipados para que toda la población pueda tener acceso a la medicina, cosa que es totalmente lógica y comprensible, pero ¿cómo se hace para fabricar un tomógrafo, un quirófano o sencillamente un bisturí o una jeringa descartable sin instalar una fábrica?
Y por supuesto que nadie puede estar en contra de la educación ¿y como fabricamos libros o pupitres sin talar árboles, o pintar escuelas sin una fábrica que haga la pintura? estos ejemplos son tan básicos como reales, y tan contradictorios como interminables.
Es muy fácil escribir o manifestarse en contra de la contaminación ambiental, de la globalización, de la pobreza y de muchos otros males que aquejan a la humanidad, lo que no es fácil es proponer un camino diferente, como revertir estas situaciones y como no caer en la contradicción sin hacer uso de la demagogia y el populismo.


Ud. puede comentar este artículo en el Foro Atlas 1853, haciendo click aquí
Regresar a escritorio http://www.bersoa.blogspot.com/

EL SIGNIFICADO DEL AMOR





Por: Gerardo Delgado Silva

“Hay un instante en el crepúsculo en que las cosas brillan más”, nos dice Guillermo Valencia, en uno de sus más intensos versos.

Indudablemente, en medio del crepúsculo de la Patria, se destaca con claridad vivificadora y sorprendente, el dramático peregrinaje del maestro Gustavo Moncayo, como una proyección en el espacio de su arraigada esperanza: la liberación de su hijo Pablo Emilio, mediante un acuerdo humanitario con los subversivos de las FARC, que lo mantienen secuestrado desde 1997.

La marcha como faro generoso de solidaridad y convivencia, trasciende el amor a su hijo, es un testimonio que revela su respeto y apreciación de la dignidad humana. Ese valor supremo que la Constitución le otorga, justificando la máxima protección que al Estado le exige, cuando se trata de la vida y de la integridad física y moral de los individuos.

Se situó con su humildad, más allá del murmullo de aplausos de Colombia, en las regiones en donde Homero convivió con los héroes. Y encarna, un mundo de valores, símbolos poderosos que hacen honor a la especie humana.

Su formidable empresa, está ligada a principios fundamentales y eternos. A Dios, a la patria de los mayores y los hijos, al amor que es ley del universo.

En efecto, ha hecho profesión de fe inconmovible a las asechanzas del dolor, fe gigantesca, como las montañas que a pie tuvo que bordear. Y ha vuelto por el fuero de los ideales en este espacio inalienable de los hondos y venerados recuerdos, que es la Patria.

Y el amor le inspiró los pasos para la liberación de su hijo, dándole un sentido a la vida, irradiando cálidamente su temperamento heroico, cobrando el valor de las vidas ejemplares.

Esta tragedia estremecedora y la de tantos miles de colombianos, a nadie puede serle extraña, ni al ambivalente Comisionado de Paz, que con su lógica burguesa de marginación, calificó al maestro Moncayo, como “un hombre de pensamiento simple”.

El acuerdo humanitario, sería un acto de solidaridad y fortaleza moral con las víctimas, una verdadera exaltación de la dignidad del ser humano.

La protección de civiles en conflictos internos, es obligatoria para Colombia, según la Convención de Ginebra y los protocolos anexos. Allí están contemplados los acuerdos para el intercambio y la obligación perentoria, en este caso para las FARC, de devolver a los “rehenes”, civiles o militares, incondicionalmente.

El príncipe Pedro Kropotkin, criticando al dictador comunista Lenin, en 1920, le escribió: “…No ha habido nadie para que os explique qué es un rehén?”. Y el mismo contestó: “…es conducir a una persona al lugar del patíbulo y decirle siempre que debe esperar, que quizás morirá más tarde, más tarde siempre…”.

Empero, el Presidente Uribe no desactiva el dolor, la indeleble tristeza de los secuestrados, sus familiares y quienes no somos insensibles en la sociedad, formalizando el acuerdo humanitario. Se presume que opta, por lo que le sobra a Colombia, guerra, fuego y pérdida de vidas humanas.

Entretanto, lanza denuestos contra la Corte Suprema de Justicia, porque legítimamente no subsumió la conducta genocida de los paramilitares en el delito de sedición.

Dolorosas ironías del destino que establecen un punzante contraste entre la cuota de dicha que a muchos padres e hijos les es dada, y la que a otros, con sevicia, se les niega.
______________________
Comentario:
Carlos dijo...
Muy buen tema e interesante el blog. Tal vez le interese el libro virtual para descargar EL ARTE DE LA VENTAJA. Es un manual práctico para sobrevivir con astucia en el mundo. Lo que te han contado no es suficiente para triunfar: los conocimientos de este libro se aplican de forma inmediata con resultados excelentes.Puede descargarlo en:http://www.personal.able.es/cm.perez/Extracto_de_EL_ARTE_DE_LA_VENTAJA.pdf Mas libros parecidos enhttp://www.personal.able.es/cm.perez/ Saludos
12 de agosto de 2007 12:58 PM

viernes, 3 de agosto de 2007

LA SEMANA QUE PASO

Por: Pedro Gerardo Tabares =asesor juridico de la Web=


Finaliza la semana con dos hechos trascendentes dentro de la Institucionalidad.

De una parte, la situación que se presentó entre las interpretaciones que da el poder ejecutivo, para tener injerencia en el judicial, sin acudir al legislativo, para crear normas que el judicial deba cumplir, lo cual en el tiempo no había sido común dentro de la independencia de los poderes con su armónica correspondencia como lo determina la Constitución Política, ha marcado especial expectativa.

De otra parte, la dificultad que se encuentra en la solución de las implicaciones de los secuestrados que desde cualquier ángulo que se le mire, están sometidas a los criterios del Ejecutivo, pero es comprensible que quien tiene la desgracia de tener entre los suyos personas sometidas a tan irreparable mal no les sea fácil comprender la noción de Estado frente a los intereses personales, todo lo cual lleva a situaciones que en vez de tener la serenidad para resolver las situaciones, se distraen los fines perseguidos para tornarlos en campos diferentes.

Las soluciones no se dan sino entre interlocutores que conozcan las respectivas posiciones y las vayan adecuando a sus intereses para darles solución.
Regresar a escritorio http://www.bersoa.blogspot.com/

miércoles, 1 de agosto de 2007

AGAZAPADO AUTORITARISMO



Por: Gerardo Delgado Silva

En las repúblicas democráticas, que como la nuestra, son Estados sociales de derecho, el principio de autoridad reside en la Ley de leyes que es la Constitución y no en los individuos encargados de cumplirla y de hacerla cumplir. Eso excluye la “razón de Estado”, expresión empleada por Maquiavelo para justificar la voluntad arbitraria de los monarcas.

Los principios constitucionales, son, ante todo, controles éticos dentro de los cuales debe encausarse la vida del derecho, prácticamente deferida a las ramas del poder público, separadas tanto en la antigüedad, como en el siglo XVIII, por el mismo motivo político: establecer un gobierno moderado, y evitar regímenes autoritarios. “El poder detiene al poder”, decía Montesquieu.

El ámbito institucional, dentro del cual se ejerce válidamente el poder público sobre las personas y las cosas, se llama jurisdicción. Por ello, los actos de los jueces tienen toda la fuerza de la ley que aplican, poseen “imperium”, y no están sometidos o subordinados a las otras ramas del poder. Y es que la justicia es un valor superior, de ahí que San Ambrosio la considerara como “fecunda generadora de las otras virtudes” y John Rawls, expresara que “la justicia es la primera virtud de las instituciones sociales como la verdad lo es de los sistemas del pensamiento”.

Por lo tanto, es indispensable la independencia de los jueces, para que “estén al abrigo de presiones indebidas…”, como dice Vladimiro Naranjo Mesa. En puridad de verdad, esa independencia propende por una impecable administración de justicia, que garantiza la permanencia del Estado de derecho, con el imperativo de amparar los derechos fundamentales.

El día en que los poderes no estén separados, no tendremos un Estado social y democrático de derecho, sino una estructura autoritaria, sin romper las apariencias constitucionales. En tal sentido la Declaración de los Derechos del hombre afirma: “Toda sociedad en la cual la garantía de los derechos no esté asegurada ni la separación de los poderes determinada, no tiene Constitución”.

Hemos asistido estupefactos a la actuación inadmisible del Presidente Uribe, que trata de distorsionar la tipificación del delito de sedición, afrentando a la Corte Suprema de Justicia, que en el curso tortuoso de los acontecimientos aberrantes del país, ha erguido valerosamente la majestad que le corresponde, el camino hacia la luz de la verdad, “una pedagogía de la esperanza”, como dice Freire.

Lo que hizo el Presidente ¡es la atroz secuela de querer tener justicia y de no honrarla!.

No hay una letra en la Carta Fundamental que autorice al Presidente de la República para descalificar las decisiones de los jueces y menos el inaudito vejamen contra la Corte Suprema de Justicia, refiriéndose al fallo que no concedió la tipificación de sediciosos a los paramilitares, como un “sesgo ideológico”. Fallo en el cual la Corte, no eludió los principios de legalidad, nacionales e internacionales.

Y bien. Para configurar los delitos políticos, se requieren dos requisitos esenciales: primero, que el bien atacado sea el Régimen Constitucional y Legal, y segundo, que el móvil de los delincuentes, sea el de buscar el mejoramiento en la dirección de los intereses públicos. Aquí, reside su dolo específico. La ausencia de uno de esos dos requisitos indispensables, hace que el delito no exista o degenere en otro.

Entonces, asimilar a delito político, el concierto para delinquir, es una posición indoctrinaria, un absurdo, y es regla hermenéutica que la interpretación de la ley jamás debe conducir al absurdo.

Sería tanto, como el acomodamiento torticero de la ley penal, a los intereses de los paramilitares, constituyendo el último eslabón en la ya larga cadena de depredaciones que identifican su estilo y modo de vida.

Se infiere el empeño de abolir la extradición, por medio de un acto del Congreso. Pero los principios que regulan las relaciones internacionales no se pueden reformar, sino por convenio de las partes o por denuncia, de acuerdo con el Derecho Internacional Público.

La Corte Suprema de Justicia, merece todo el respeto y apoyo de la nación. La historia ha demostrado que la peor desgracia que se puede cernir sobre un pueblo, es vejar a su justicia, interferirla; esta justicia confiada por la Constitución a los más ilustres ciudadanos de la patria, por ser la más altísima y noble misión.
Regresar a escritorio http://www.bersoa.blogspot.com/

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...