Google+ Seguidores

sábado, 10 de septiembre de 2011

TRAFUGARIO


Jose Oscar Fajardo
-------------------------------------------Por: JOSE OSCAR FAJARDO 

HAGAN SUS APUESTAS SEÑORES

Eso suena a gallera pero así es. Claro que un arrastrado guasón definió gallera como un conjunto de reinas en bikini. Pero a lo que yo me refiero es a la competencia de los candidatos por la gobernación de Santander. Y hagan bien sus apuestas porque la cosa se quiere poner color de hormiga. Digo que se quiere poner color de hormiga porque todavía no se ha puesto. Pero se va a poner. Al doctor Richard se lo tira es que no se vino a tiempo de Chile donde ejercía un consulado, a repasar a Santander, y eso le crea muchos baches en la campaña. Eso le genera debilidades.

En cambio el doctor Cote Peña es un Goliat intelectual que goza de un discurso y de una facilidad de expresión que realmente son apabullantes. Tiene una oratoria magistral y todos sabemos que el don de la palabra es un arma mortífera como las bombas nucleares.  El doctor Richard tiene a su favor que es un “churro”, y les recuerdo que yo soy bien macho, pero eso es lo que le gusta a las mujeres y el voto de la mujer cuenta verracamente en todas las competencias electorales, máxime cuando hay un gusto por el candidato de orden erótico sentimental. Aclaro, entre otras cosas, que yo no es que esté diciendo que el doctor Cote Peña sea un indio feo. No señores, y no me vayan a meter en líos porque ese hombre llega a ganar, tal como yo lo estoy viendo, me toca ir a ejercer el periodismo  a Siberia o a Africa porque un enemigo de esa talla, siempre es que le lleva un poquito de ventaja a uno.

Una ventaja que tiene el doctor Cote Peña es que es un ducho político que fue alcalde de Bucaramanga y era Secretario del interior del Departamento cuando se decidió a ser candidato a la gobernación. Entonces el hombre conoce el Departamento como conocer sus callos y eso le otorga ventajas enormes en la competencia electoral. Claro porque le da una capacidad de discurso que en cualquier debate lo pone como Sebastian Vettel en la competencia de la Fórmula Uno. Y así sucesivamente. El doctor Richard tiene a su favor, aparte de su “churrera”, una larga cadena de títulos y de experiencias profesionales que lo convierten en un hombre más preparado que un pollo el 24 de diciembre. Pues el hombre aparte de profesional con buenas especializaciones, como que ha sido profesor universitario, que eso es mucho caché porque cualquiera no es profesor universitario con el aprecio de los estudiantes, acaba de ser Cónsul en una ciudad de Chile que eso también le da mucho caché porque cualquiera no es Cónsul a la bulla de los tarros. Entonces fíjense que la cosa está de puño a tiestazo. 
Entre otras cosas con un amigo escritor discutíamos cuál era el término correcto si tiestazo o testazo y una china culicagada de décimo del bachillerato nos dijo que dejáramos de ser pendejos que tiestazo era un golpe propinado con un tiesto y testazo era el golpe proferido con la testa que es exactamente lo que hacen los futbolistas. Ambos nos pusimos colorados de la vergüenza. Pero siguiendo con el tema anterior, lo que sí es cierto  es que al doctor Cote Peña lo veo yo muy por encima, primero porque como dije antes, es un hombre que tiene ya una larga experiencia política, sino también porque toda la clase política está apoyándolo basando sus argumentos en que la experiencia es lo que hace al maestro. Y en eso yo creo que hay bastante razón porque es que el doctor Cote Peña ya es un torero que ha toreado en siete plazas en cambio el doctor Richard no. Claro que el Doctor Richard lleva la medio ventajita de que a mucha gente le cae bien y además habla un poco de idiomas y eso cuenta verracamente. Pero como estamos en la gallera, me atrevo a decirlo sin ninguna duda, el doctor Cote Peña es más gallo de pelea, todas las veces, y eso es definitivo a la hora de cantar.       

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...