Google+ Seguidores

viernes, 27 de enero de 2012

Cartas del Lector


Amigo Bernardo Socha:
Morir lentamente es una ocupación cotidiana, una manera corriente de vivir que prefiero a la muerte rápida que nos puede sorprender en cualquier esquina sin permitirnos la alegría de despedirnos lentamente de las personas que amamos.

Neruda mismo, a diferencia de su poesía, vivió lentamente sin arriesgar nada, predicando con su cauteloso cálculo, en el vino y el caviar de la buena vida, el heroísmo y el martirio de los otros.  

Salvador allende en cambio predicó la revolución y se comprometió a fondo con sus ideas y, en el momento supremo, prefirió ofrendar su vida en una batalla imposible sin sucumbir a la humillación que representaba la aceptación de la derrota.
Atento saludo,
Reinaldo Ramírez

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...