Google+ Seguidores

sábado, 7 de abril de 2012

CUALQUIERA NO LO SABE


                                                TRAFUGARIO
--------------------------------------Por: JOSE OSCAR FAJARDO
                                               
De lo que voy a comentar hoy, cualquiera no lo sabe, y casi estoy seguro que ni siquiera el gobernador. De tal manera que aquí se va a rajar más de un santandereano. La guayaba es considerada “La fruta reina” por ser la más nutritiva. Pues es la única fruta conocida hasta hoy que contiene dentro de su carne, 16 vitaminas y ocupa nada menos que el tercer puesto en contenido de vitamina C por encima de la naranja, y además Pectina. La Organización de las Naciones Unidas para a la Agricultura y la Alimentación FAO, la considera una fruta tropical que para bien de la humanidad se da de manera silvestre. Y esta misma organización la califica como un producto alternativo, junto con la panela, para superar las crisis alimentarias y el desempleo en los países en vías de desarrollo. Además, el Concejo Nacional de Política Económica y Social, CONPES, a través del documento 3514 del 2008, la incluye entre las frutas con “potencial productivo”. Es decir, económica y alimentariamente de gran importancia para una región productora. Como si esto fuera “pescao” y para completar la dicha, la forma de producción casi silvestre como se anotó anteriormente, permite calificarlo como un producto limpio y armónico bajo los conceptos de desarrollo sostenible, puesto que no utiliza agroquímicos, lo cual lo hace muy atractivo y promisorio como producto de exportación, como fruta fresca y como producto procesado. Y como si lo anterior todavía fuera poco, esta actividad se realiza en pequeñas unidades de economía campesina con áreas menores de dos hectáreas, explotadas mediante el trabajo de pequeños productores que aportan más del 80% de la mano de obra familiar, donde la mujer juega un papel socio-económicamente importante.
Por otra parte, la formación, la capacitación y la transferencia de tecnología se constituyen en la apuesta de las regiones de influencia de esta cadena productiva, con el fin de alcanzar transformaciones significativas en las actividades agrícolas, industriales y comerciales, que conduzcan al mejoramiento continuo de los cultivos y de las transformaciones de los productos de la guayaba. Yo puedo apostar que la mayoría de ustedes no sabían eso, incluidos el señor Gobernador Richard Aguilar y el ex-gobernador Horacio Serpa, y de la misma manera puedo apostar que tampoco saben que La Región del Río Suárez, ubicada entre la provincia de Vélez en Santander y la provincia de Ricaurte en el suroccidente de Boyacá, es una de las áreas de desarrollo rural que el INCODER tiene en cuenta para ejecutar la Política de Desarrollo Rural con un enfoque territorial orientado hacia el logro de acciones ordenadas que impacten social, económica y ambientalmente diversas regiones colombianas. 
A estas alturas ustedes se estarán peguntando ¿pero este loco para dónde va? Pues resulta que para nosotros los santandereanos de la provincia de Vélez, nuestro ancestro cultural y nuestra identidad regional, váyanse de rabo, gira en torno a la producción ancestral del bocadillo de guayaba. Aclaro que bocadillo es el diminutivo de bocado y que además, hay bocadillos de leche, de piña, de apio y de otras frutas. Es que los veleños y los barboseños, y la gente de Mogotes y de  Guavatá y los moniquireños en Boyacá, estamos muy “arrechos” porque somos los primeros productores de la guayaba y del bocadillo pero no se tiene ninguna “Certificación de Origen”, y entonces por eso en Medellín y Cali y algunas otras regiones del país, también se produce “bocadillo veleño”, robándose el prestigio regional y cultural que desde nuestros antepasados aborígenes Agataes y Chipataes, Ubazaes y Cocomés, nos pertenece a los veleños. 
Se mandan güevo. Si en Colombia a hoy hay 250 fábricas de bocadillo de guayaba y 131 se encuentran en esta región, o sea el 52%, razón por la cual a ésta se le conoce nacionalmente como Eje Guayabero de Colombia, y además que entre cultivadores, recolectores, transformadores y productores de hoja de bijao viven alrededor de 4013 familias, entonces ¿cuál es la verdadera máma del chivo? Y…¿Cuándo van a declarar oficialmente, con certificación legal, al bocadillo veleño de guayaba como el “Dulce Típico Nacional”?  Porque hasta el momento eso no está definido.  Cacen sus apuestas señores.    
  

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...