Google+ Seguidores

viernes, 28 de septiembre de 2012

Proyecto de Ley


Por: Pedro Gerardo Tabares C.
La orientación de protección mínima al pueblo colombiano, al hacer desaparecer las empresas para la salud,  es una necesidad que al lado de las leyes prioritarias que deben rectificar otras de carácter estatutario, como la Ley 100 de 1993, deberá tener apoyo en cada una de las personas, pero en especial por el Congreso, en donde cada uno de sus miembros cuando acude a hacer  proselitismo que lo lleva al fin primordial que se denomina hacer las leyes, conoce por boca de quienes mayor dificultad tienen en salud los problemas sentidos y ausculta las soluciones. Una de las inexplicables formas de atender la salud, es que se preste el servicio público, por empresas que en estricto sentido dejan de serlo, porqué la definición de las mismas para su creación y existencia conlleva que todas tengan capital propio y por tanto se hace inversión en infraestructura, para entrar a competir en la realización de una determinada labor que produzca dividendos porque con sólo señalar la prestación de estos servicios ya bajo señalamiento de capitales que se ingenian demostrarnos, tienen el apoyo del Estado y la autorización de los descuentos de origen presupuestal que corresponden al rubro por una cantidad que supera en mucho el porcentaje que cualquier empresario obtiene como ganancia por su inversión. El manejo de cantidades considerables de dinero permite que los porcentajes que se pueden descontar desde la entrada del dinero perfectamente esas ganancias por la prestación de ese servicio, con sobrecostos en el manejo de lo que en otra época funcionó con el nombre de Hospitales, en donde las personas que los administraban lo hacían con un poco de sentido común, para utilizar con mesura los recursos que se les entregaban sin que entonces fueran entidades del Estado, calificación que posteriormente se le dio en general y con titularidad en los entes territoriales que lamentablemente sin que haya que hacer demostración estadística puede decirse que exista alguno que por sus excedentes de capital, como se indica para los fines de servicio público, tenga ganancias, sino que antes por el contrario se registran pérdidas a las cuales puede agregarse otro defecto que no se ha mirado relacionado con qué quienes han prestado servicio son objeto de demandas para que devuelvan parte de las caprichosas sumas que le fueron entregadas en compensación de pensiones y prestaciones sociales que también contribuyó a la pauperización de la medicina que se paga por cantidad y no calidad.Tl vez no haya cantidad tan amplia de empresas intervenidas como las de la salud, que siendo de origen privado administran bienes del Estado, y se orientan hacia la liquidación, como las demás del mismo.
 Es importante el proyecto para que la administración de los recursos del Estado se inviertan totalmente y no vaya en un mínimo del 30% para prestadores de servicios que a costa de trabajadores de la salud y recursos estatales han presentado pérdidas millonarias que han devenido en lo que por ser común, su mención se llama el colapso de la salud. Es necesario que haya análisis en todos los sentidos para que se observen las realidades y no se mantenga una situación de permanente gasto de los presupuestos y cuando se va a examinar en que se han invertido sólo aparecen pérdidas.  No se trata de criticar, sino de solicitar a quienes deciden en el Estado que observen los resultados de lo que se creyó  lleno de bondad, pero no dio los resultados que esa aspiración orientó.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...