Google+ Seguidores

sábado, 20 de octubre de 2012

Empresas de salud y proyectos de Ley

Por: PEDRO GERARDO TABARES C.
Se cambio la iniciativa sobre la obligación de protección mínima por parte del Estado al pueblo colombiano, en salud que inició la decadencia al hacer desaparecer los hospitales, cambiándolos por empresas para la salud con un criterio económico a favor de unos pocos a quienes por recibir dinero del servicio público que se presta y al administrarlo se les otorga el derecho de tomar el 30% y distribuir el restante en servicios, entre los que se cuenta el pago de irrisorias cantidades por consulta de profesionales de la medicina lo cual no tiene crítica y acaso ni cuestionamiento porque procede de la ley. Después  de más de 20 años han permitido que se pueda evaluar las consecuencias de los anuncios, publicidad a granel que la cobertura de protección se ha aumentado pero queda en la visión ordinaria la realidad de la manera como las empresas distribuyen los medicamentos, sin ir más allá y que aún con el importante mecanismo de la tutela se ufanan de incumplir las decisiones de los jueces constitucionales.
Hay necesidad que se rectifique la ley 100 de 1993, no con lo que podamos decir, sino con una comisión que estudie proyecto idóneo aplicable a la sociedad para que médicos por ejemplo, y legisladores converjan al estudio de ley integral y con técnica jurídica pueda compararse con las dos de recientes regulación en lo contencioso administrativo y en el proceso general, para que si no se llega a la perfección si se refleje al menos la mínima atención que en salud y pensiones debe tener no sólo el que trabaja al servicio de otra, sino toda persona que en el territorio nacional tenga una ubicación.
No está por demás decir que a lo entregado por administrar se debe agregar  el valor -horas- que implica atender por parte de organismos especializados la investigación que lleve a demostrar que el dinero se distrajo.
Debemos decir que el honorable Congreso debe tomar decisiones en equipo con los proyectos que debidamente estudiados presente el ejecutivo para qué cada uno de sus miembros cuando acuda a hacer  proselitismo pueda presentar una realización, no una promesa simplemente .
Hay razones para que existiendo la generación de quienes crearon nuestra Constitución Política, con la esperanza de orientar una nueva patria, puedan sugerir con sus luces los cambios necesarios para que ella sea una realidad en la práctica y no un texto frío que en dos décadas se requiere hacer reingeniería con miras a su perfección en una sociedad que ha evolucionado vertiginosamente.
La salud debe tener una visión determinante porque no es un concepto extraño a los gobernantes, pues ellos también han sufrido los embates del destino que los  ha afectado y saben  en su incalculable atención de asuntos sometidos a decisión la importancia de gozar de la capacidad plena de producir.
Seguramente que pueda tildarse de retrogrado afirmar que el servicio era inmediato cuando existían los hospitales del pasado y la economía se resentía menos porque los administradores tenían una visión diferente de la manera como se gasta el presupuesto. Sin embargo queda la inquietud para recuperar la calidad de buen administrador por parte del Estado. La Universidad continuará en la investigación, el Estado apoyándola y el profesional de la medicina con remuneración acorde a su consagración.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...