Google+ Seguidores

martes, 28 de enero de 2014

Una equívoca concepción ciudadana...

No todos los políticos son iguales
Libardo Gómez Sánchez
Diario del Huila, Neiva, enero 27 de 2014
La semana anterior estuvo el senador del Polo Jorge Enrique Robledo de gira por el Huila y en sus intervenciones hizo referencia a un criterio que se ha generalizado entre la población y que se resume en la frase: “todos los políticos son iguales”, opinión que en buena parte explica la abundante abstención, la invitación al voto en blanco y hasta el desparpajo con que algunos ciudadanos se mueven entre las diferentes banderías en época electoral; para discutir esta equivoca concepción el senador utiliza varios argumentos, sin embargo el primero que esboza hace referencia a que no todos se acogen a la comodidad de la Unidad Nacional en la que se reparten prebendas, contratos , burocracia y la mal llamada mermelada expresión que el gobierno de Santos puso de moda cuando justificó el despojo de las regalías a las regiones, la pregunta que suscita esta decisión es ¿qué razón lleva a algunos congresistas a perderse los favores presidenciales, a transitar por el desierto y recibir el garrote gubernamental?  ¿Qué tienen que los diferencia, que los hace distintos? Robledo afirma que son dirigentes a los que no les gusta el país que sus ojos ven: una enorme porción de la población en la miseria, sin trabajo, sin salud, sin educación, una industria nacional camino a la quiebra y un agro agredido por la invasión de la producción extranjera, una nación a merced de poderes extranjeros gracias a los TLC firmados por doquier, en fin una multitud de calamidades que tienen remedio si se gobierna con criterio nacionalista y no para el beneficio del capital foráneo.
Explica que los Juanmanueles no van a cambiar sus políticas, no va ser posible persuadirlos del daño que le hacen a los colombianos porque a ellos les va muy bien así, viven entre los puestos de privilegio de la alta burocracia, las coimas y las sillas ejecutivas de las multinacionales a las que les cuadran los negocios con leyes y normas, de tal suerte que la única forma en que sus terribles políticas no sigan al mando es derrotándolos en las urnas.  
Las listas al Senado y Cámaras de Representantes que el Polo inscribió están compuestas no por políticos de oficio sino por indignados, líderes sociales probados en los reclamos de los diferentes sectores del agro, de la salud y la educación, de tal suerte que si el pueblo quiere cambiar el desastroso rumbo que tomamos, el próximo 9 de marzo tiene en esas filas a quienes elegir.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...