Google+ Seguidores

jueves, 6 de febrero de 2014

Tatequito a la feria de las “Foto-multas”

Por: Bernardo Socha Acosta
Por fortuna quedan instituciones que defienden a la sociedad colombiana de los atropellos aberrantes que intentan establecer dependencias del gobierno que más bien parecieran el azote del pueblo como reiteradamente lo ha hecho el Ministerio de Transporte, últimamente con las licencias de conducción y ahora con las llamadas Foto-multas.
Y cuando hablo de las instituciones que defienden a la sociedad, me refiero al Consejo de Estado en  relación  con los llamados FOTO-COMPARENDOS. Y gracias a esta sentencia, los conductores por lo menos tiene el alivio de no ser castigados con el 100x% de la multa, porque al ordenar que la autoridad de transito notifique personalmente la sanción, el afectado puede pagar en el tiempo previsto y recibir un descuento del 50%.
Con este “gancho” (foto-comparendos) establecido con el desarrollo de la ciencia y la tecnología, el Ministerio de Transporte y algunas, por no decir que todas, las Direcciones de Transito del país  habían  iniciado la peor guerra vivida en la historia colombiana contra los conductores de vehículos, en una arremetida en la que los directores y  jefes de las oficinas de Tránsito  veían poco el número de alféreces para ordenarles que realizaran las más funestas cruzadas por las calles y carreras de las ciudades, amedrentando a cuanto encontraran con la aplicación de foto-multas y sin escuchar razones del por qué alguien se estacionaba así fuera en la  vía de la periferia más solitaria de la ciudad.  
Con estas famosas cruzadas o “batidas” como les dicen, pareciera que las autoridades de transito quisieran enriquecer a como diera lugar a esas entidades, no se sabe con qué finalidad, aprovechándose de una  normatividad que por más respetable que sea es atentatoria  de los derechos sociales y económicos de una sociedad que no alcanza a trabajar para sufragar obligaciones tributarias de toda clase.  Pero además la forma como querían las autoridades de tránsito (no los alféreces porque ellos cumplen órdenes) sacarle la platica de las multas a los conductores, era violatoria del debido proceso, como lo  reafirmó el Consejo de Estado en su sentencia, para regular la norma de la cual son también responsables  los llamados PADRES DE LA PATRIA (congresistas) que aprobaron  en la ley unas cuantías económicas que lesionan  no solo lo económico sino lo moral de un ciudadano.  Pero como lo congresistas y los burócratas de las oficinas de tránsito no sienten en dolor de los asalariados que muchas veces tienen que destinar lo del pan de sus hijos para pagar una multa de esas de TRÁNSITO, no por hechos gravísimos como si serían pasarse un semáforo en rojo o conducir embriagado, sino por el desgraciado momento de pararse un minuto en un sitio  de los llamados prohibidos, o así no sea prohibido, porque eso es lo que se ha visto. Un ciudadano que sea tratado de esta forma, jamás puede reponerse  del dolor y la amargura que deja el pago de una multa injusta, una multa que muchas veces lo obliga a sacrificar un bien o un salario para poderla cumplir, o poderla cancelar.
Muchas veces el estado a través de algunas instituciones con funcionarios insensibles, es el responsable de todos los males que un país como Colombia padece.  La problemática social, no nace por gusto de sus actores; lo motivan fuerzas distintas y en este caso lo motiva el mismo estado que con sus funcionarios crueles, obligan al ciudadano a volverse malo y ya los ejemplos lo dicen todo.  En el caso que nos ocupa, gracias al Consejo de estado que le devolvió la confianza a muchos colombianos que estaban en la mira de los más absurdos atropellos. 

1 comentario:

  1. Saludes tio bajo que decreto quedo porque aun se ven tomando fotos

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...