Google+ Seguidores

domingo, 31 de agosto de 2014

Dónde habrá plata para…

                                                       Trafugario
                                                  Por: José Oscar Fajardo                             
Para la mayoría de gentes del país, no caídas del zarzo, de ninguna manera es un secreto que la empresa Isagen estaba en venta. Que el citado negocio debió aplazarse y que ello generó versiones encontradas en las más altas esferas del gobierno sobre la necesidad de acudir al plan B, cual era el de vender el 10%  de Ecopetrol para conseguir raudamente recursos con destino al programa de carreteras del país. Por otra parte, estimaciones de comisionistas de bolsa señalan que, tomando como referencia el precio actual de la acción de Ecopetrol de $3.135.oo, a martes 19 de agosto del corriente, la venta de ese 10% de la empresa  le representaría a la nación, ingresos por unos 13 billones de pesos, valor muy arriba de los 5 billones que es el mínimo esperado por la venta del 57.6% de Isagen. Pero según indicaciones de la agencia comisionista Colcorp, la rentabilidad que ofrece Ecopetrol es tan atractiva como la presidencia de Crazy Port, dado que por cada 10% de participación que tiene el Estado en la petrolera, recibe 800 mil millones de pesos según cálculos, para el 2015. No obstante, por la participación de Isagen para este mismo año, se proyectan recibir 125 mil millones de pesos. Y no crean que son chifladuras de algún brujo de Crazy Port. No. Son datos de EL TIEMPO sección económica, del 14 de agosto del corriente.
Ahora bien. Según una entrevista periodística del último 24 de agosto, el ministro de Minas Tomás González Estrada, dijo que al país le entran al año 10 billones de pesos por concepto de regalías, 8 de petróleo y gas y dos de minería. Hace unos dos años la revista Semana dijo, y yo lo repliqué en mi columna, que en el 2012 Ecopetrol había facturado $15.4 billones de beneficio, y que la producción había ascendido a algo así como a un millón 76 mil barriles diarios. Esos datos tan fantásticos no son extraídos de la lámpara de Aladino. Pero señor santo de los cielos ¿Qué se hace la plata? Qué razón tiene vender Isagen y el 10% de Ecopetrol. Además, cómo es posible que la educación secundaria del país sea una de las peores del planeta, que la salud sea una tragedia como en La casa de los muertos, de Dostoievski. Que, según el PNUD, más de la mitad de colombianos vivan en la miseria. Cómo es posible que en Barrancabermeja, donde tiene asiento la refinería más grande del país y donde está el motor del desarrollo nacional por la producción de combustibles, exista tanta desigualdad y haya tanta miseria que a la vez es el combustible de todo tipo de violencias, de prostitución en todas las edades, de drogadicción. Y lo peor de todo es que no haya carretera a Bucaramanga, o la que hay, parezca esos vestigios de vía que quedan después de los terremotos.  Si con esa empresa allí en sus entrañas, Barranca debía ser el paraíso terrenal de Colombia. Y Santander, el Departamento más progresista y con el menor índice de desempleo, sin problemas graves de violencia y con los claustros universitarios mejor dotados del país. Con muchos millones de pesos para la investigación científica en la UIS y un presupuesto enorme para el deporte en general y el cultivo de las Bellas Artes que generen una verdadera paz. Alguien me decía en alguna ocasión, y me gustaría que alguno de los lectores me ayudara a despejar esta terrible duda, que la Concesión Barco recibía diariamente 25 millones de pesos de Ecopetrol. ¿Es esa una mentira pavorosa? O una verdad igualmente pavorosa. ¿Será cierto que existe tal concesión, y de golpe otras que como ésta, desangran siniestramente el tesoro de los colombianos? O será invento de un orate de Crazy Port.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...