Google+ Seguidores

martes, 24 de febrero de 2015

HECHO HORRIPILANTE

                             Por Gerardo Delgado Silva
El viaje protervo, ominoso, veloz, de los integrantes del denominado peyorativamente “Centro Democrático”, proyectado a varios países tiene como objeto tratar de horadar y encontrar apoyo contra el Proceso Bienaventurado de Paz, fomentando así el clima de terror.  Deben saber que por ese camino no van a obtener sus propósitos ni a torcer el destino de Colombia.
La cúpula de ese movimiento, con el Senador Uribe a la cabeza, sorprenderá al mundo, bajo el pánico del rearme y por lo tanto bajo la inculcación de la estabilidad, la austeridad, la conservación de lo malo en la duda de lo bueno.
Una política de dominación (clase sobre clase, individuo sobre individuo), tiene que mistificarse así misma y disimular la orden con el acento de la persuasión, la consigna con el mensaje subliminal no captado por la conciencia a la defensiva.
De acuerdo con la Psiquiatría Forense, la guerra revela a las personalidades psicopáticas un mundo a su medida; de ahí que sea difícil que vuelvan con agrado al mundo de la paz.
La guerra regresa al hombre a niveles primitivos superados a duras penas, que en el fondo siguen actuando en la conducta del hombre civilizado.
La civilización ha privado al hombre de placeres atávicos como el crimen, el incendio, el pillaje y la destrucción.  La guerra le devuelve ese placer.
El peor daño que causan las guerras es revelarle al hombre su naturaleza reprimida.   La paz significa volver a estratificarse en el orden social.
La guerra, como en España, invirtió los valores de la Nación, llamando hidalgos a sus asociales, y villanos a los hombres que amaban la paz.
En la Presidencia del Senador Uribe, como lo sabe todo el mundo, se destruyó la Democracia, se sofocó la libertad, y se pisotearon los Derechos Humanos, como en esos abominables genocidios llamados también eufemísticamente “Falsos Positivos”.
En efecto, el terrorismo busca acabar con la democracia.  La respuesta del Estado en esa época, no podía conducir a una tal restricción de las libertades que al final condujera paradójicamente, al triunfo de la tesis de quienes se oponen a la democracia.  “El que no está conmigo, está contra mí”, rechazando toda oposición.
Y bien.  Por esa avilantez contra el proceso de paz, que cuenta afortunadamente con el apoyo de la Comunidad Internacional, el Señor Presidente Doctor Juan Manuel Santos, los tildó acertadamente de nazistas.
El rasgo más persistente de la ideología nazi era su irracionalidad.  La democracia se ha basado en la razón y en el acuerdo pacífico entre una pluralidad de pareceres.  No obstante, para Hittler estas ideas no tenían sentido, así lo expresó.
El nuevo orden nazi significó un sometimiento absoluto a la Herrenvolk (Raza Superior) alemana.  Las SS, dirigidas por Heinrich Himmler, extendieron sobre  Europa una ola de tortura, ejecuciones, secuestros, deportaciones, trabajos forzados, y genocidios.  Aquí, si bien es cierto que no existieron hornos crematorios como allá, si se incurrió en los extremos de Hittler con esos genocidios como ya dijimos eufemísticamente llamados “Falsos Positivos”, en el anterior gobierno.
Los que viajaron al exterior, del llamado “Centro Democrático”, deliberadamente para execrar el proceso de paz, ignoran la verdad establecida por Montaigne, cuando dijo: No hay victoria sino se pone fin a la guerra.  Y en igual sentido, Jhon Marshal, quien con acento persuasivo envió el mensaje: “El único modo de vencer en la guerra, es evitarla”.  Qué paradoja.
No hay que olvidar que el Tribunal Superior de Medellín, acaba de compulsar copias a la Corte Suprema de Justicia, para que conozca y aplique la Ley al Senador Uribe comprometido - siendo Gobernador de Antioquia – con el hecho punible cometido por paramilitares en Ituango.  Masacre que constituye un delito de lesa humanidad, que causó honda conmoción en la Patria.
Estados Unidos ha enviado para el proceso de paz a un delegado especial, se trata del connotado hombre público Bernar Aronson, para que coopere con su ilustración a ese sublime propósito.  Así mismo, en el mismo sentido,  estará presente en los diálogos de Cuba, el Ex Presidente de la ONU, y espléndido pensador, que ha puesto toda su capacidad para solucionar otros conflictos Koffee Annan, una luz más para ese proceso.
Es una crítica gigantesca, al llamado Centro Democrático.  Una convocatoria a la solidaridad colectiva para defensa de los grandes principios que han enriquecido la historia espiritual de Colombia.  (Para bersoahoy.co)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...