Google+ Seguidores

domingo, 29 de marzo de 2015

Educación: Asignatura pendiente

                  Por Sergio Isnardo Muñoz Villarreal
Nos cuentan que era normal en Colombia, cuando alguna persona se hallaba desempleada—y desesperada—recibiera este "sabio" consejo: “Métase aunque sea de maestro”. Lo cual describe la poca importancia que se confería a la educación y el escaso interés del Estado en el apoyo a los educadores. Era la época en que los sectores políticos más críticos del establecimiento argumentaban que a los gobiernos les interesaba mantener al pueblo en la ignorancia, para manipularlo y explotarlo a voluntad.
Hoy, por fortuna, el país parece haber despertado a la conciencia de que, sin una buena educación, no habrá progreso posible. El compromiso de la Ministra de Educación, Gina Parody, de conseguir la transformación educativa en la próxima década, empieza a devolver a los colombianos la esperanza de hacer de la educación, realmente, la herramienta más eficaz para la conquista del desarrollo económico y social. La ministra anuncia que los “docentes, directivos y personal administrativo de los colegios que alcancen las metas de mejoramiento establecidas… podrán recibir un estímulo económico equivalente a un salario adicional al año”.
Interesante, sin duda. Pero cabe la pregunta: ¿Será que este minúsculo estímulo económico es suficiente para cambiar la mentalidad de los colombianos respecto a la educación, para resignificar la labor docente y, al tiempo, conquistar la voluntad de los jóvenes de ir a las aulas y formarse apropiadamente para asumir los retos de la vida? Y aquí surgen otras preguntas: ¿tenemos claro, los colombianos, lo que queremos conseguir por medio de la educación?, ¿qué clase de país queremos construir?, ¿quizás uno con criterio, capaz de formularse las preguntas adecuadas, o tal vez uno innovador, en condiciones de enfrentar la competencia global?
Para ello deben implementarse políticas públicas que permitan una reforma real del sistema educativo, es necesario formular propuestas ejecutables, que eleven la calidad de la educación, entendiendo esta como el desarrollo de competencias de los estudiantes que les permita desarrollarse integralmente y desempeñarse social y  laboralmente para mejorar su calidad de vida.
Los retos de Bucaramanga en educación no son menores, debemos entre otros asuntos, implementar un gran centro de innovación docente que permita la continua formación y mejora, el desarrollo de competencias a los maestros y el ennoblecimiento de su labor, la jornada única aunada a la necesaria inversión en la infraestructura educativa y la dotación adecuada son requisitos para que nuestra ciudad se tome en serio la educación.
Post Scríptum: Gracias a miles de bumangueses hoy somos la opción que registra el crecimiento más grande en la intención de voto para la alcaldía de Bucaramanga según la encuesta que viene realizando la prestigiosa firma Cifras y Conceptos, pero lo más importante es que día a día continuamos registrando directamente el crecimiento de la ilusión de todo un pueblo de transformar la ciudad.
Valoro profundamente la respuesta de ese 5% de ciudadanos que creen que es posible cambiarle la cara a Bucaramanga y lograr esa ciudad que tanto anhelamos y que nos merecemos. Gracias Bucaramanga, falta mucho por hacer y sobran ganas por seguir haciendo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...