Google+ Seguidores

martes, 7 de abril de 2015

¿Acabar Metrolínea?

 Por Sergio Isnardo Muñoz
Cuando se anunció la construcción del Sistema de Integrado de Transporte Masivo (SITM) del Área Metropolitana de Bucaramanga, el Gobierno Nacional estaba seguro de que resolvería los problemas de movilidad en la ciudad, al pasar del bus tradicional a una flota moderna, amigable con el medio ambiente, capaz de transportar un mayor número de pasajeros y en condiciones de mayor eficiencia, seguridad y comodidad.
Desafortunadamente, no todas las expectativas han sido satisfechas. Algunos detractores del sistema—que, lamentablemente, crecen todos los días—argumentan que el mismo fue mal diseñado y peor ejecutado y que la solución es acabar con Metrolínea. ¿Pero, es esa, realmente, la salida?
Pensar en desmontar un aparato en el cual fue invertida una suma billonaria, que implicó el establecimiento de troncales especiales, estaciones, portales y otros servicios, no es la mejor opción. Quizá así lo parezca a los nostálgicos del transporte urbano, o a quienes defienden intereses especiales asociados al viejo sistema, pero lo atinado es seguir adelante de la única forma posible, a través del mejoramiento del SITM, una REINGENIERÍA. ¿Por qué en otros lugares del mundo—e inclusive de la misma Colombia—este medio de transporte es exitoso y en Bucaramanga y su área metropolitana no?
Un proceso de mejoramiento va a exigir, además de nuevas inversiones en la ejecución de obras que quedaron inconclusas, como el Portal de Papi Quiero Piña, en Floridablanca, y la extensión del servicio al Norte y al municipio de Girón, una sostenida acción educativa sobre el uso del recurso y la adopción de medidas para evitar los colados y el combate al acoso y la inseguridad: Se decía que el sistema iba a ser inmune a estos problemas.
Pero quizás la más audaz de las propuestas sea la intermodalidad para que el Sistema realmente llegue a todos los rincones de la ciudad y se ofrezca un buen servicio. En éste, como en otros aspectos, tales como la reestructuración financiera del Sistema, que no le cargue al pasaje costos inflados de comercialización e infraestructura como hoy sucede, será necesario trabajar con mucha intensidad en los próximos años.
Para quienes creemos que la proliferación de automóviles no resuelve las dificultades de movilidad en una ciudad que aumenta en población, y que conviene recurrir a medios de transporte alternativos, como la bicicleta—para lo cual es necesario construir una nueva cultura —el mejoramiento del SITM no es una opción, sino una obligación: Nuestro compromiso en la alcaldía será avanzar hacia un nivel de calidad superior, mediante la aplicación de los ajustes que exige la ciudad moderna e incluyente.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...