Google+ Seguidores

jueves, 25 de febrero de 2016

Mal ambiente contra el gobierno desde Mintransporte?

                                 Por Bernardo Socha Acosta
Un senador santandereano denunció a la Ministra del Transporte de perseguir a los congresistas liberales.
Pero el señor congresista se quedó corto. La persecución de ese ministerio es contra todos los colombianos. Y, sino veamos cómo pretendió esquilmar a los dueños de vehículos, haciéndoles un reajuste que se hallaba por fuera de todas las proporciones, para el pago de impuestos. A quién le cabe en la cabeza que en Colombia se pretenda reajustar hasta en más del 100% los  avalúos de los automotores, cuando la lógica es lo contrario, porque esa es la realidad.  Pero como todo mundo salió a protestar y le tocó echar el reversazo, ahora  se  desquitó creando un nuevo impuesto dentro de la revisión técnico-mecánico.
Esas medidas demuestran que se pretende crear un mal ambiente contra el gobierno y el presidente quizás no se ha dado cuenta  que, ésta no es la mejor época para tomar medidas que no afecta solo a dueños de vehículos, sino a todo los colombianos, porque lo que se gaste extra en el hogar, incide en la canasta familiar. De tal manera que  a buena hora el señor Senador Jaime Durán hizo esa denuncia, pero al ‘cuento’ le faltó un pedazo, porque la persecución no es solo contra los congresistas liberales, es contra todo los colombianos. 
Tomado del boletín del Senado
El señor Congresista le pide al presidente Juan Manuel Santos que intervenga para que no los persiga. No, senador Durán. Hay que pedirle al jefe del estado que intervenga pero para que no persiga a los colombianos, porque además le está causando un grave daño a la desgastada imagen del gobierno.
Esas medidas impopulares no representan otra cosa que, un azote al pueblo que bordea la injusticia social y que, es uno de los factores que ha desesperado a los sectores sociales que se han declarado en rebeldía contra el estado.
Y hoy cuando  el mismo gobierno negocia  la pacificación   del país, no se pueden imponer las mismas medidas que  han despertado la ira de esos rebeldes que se fueron a buscar el cambio del estado con la rebelión.
Si el gobierno a través de unos despachos,  continúa con estas políticas de garrote a los colombianos con nuevos tributos, todos creeremos que unos cuantos funcionarios  están borrando con los pies, lo que el jefe del estado a través de sus negociadores en la Habana, hacen con las manos. 
Estos contrastes, dejan entre ver,   que al parecer  en el gobierno hace falta una que otra coordinación; o, de lo contrario creeríamos que el gobierno   está jugando a las dos cartas y así si estaríamos perdiendo el tiempo y el año.  Es que a la paz no podemos llegar con el sacrificio del pueblo, mientras los grandes potentados disfrutan de todos los privilegios, o sino miremos cómo unos cuantos ejecutivos de los mejores cargos del estado  disfrutan  de millonarios emolumentos, mientras unos asalariados devengan un miserable sueldo de 689.455 pesos, comparados con más de $25 millones, de muchos privilegiados. Ellos son los que en una sociedad justa debieran aportar para el posconflicto, pero no los sufridos colombianos que son la mayoría del país.  

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...