Google+ Seguidores

viernes, 30 de septiembre de 2016

¿Se impondrá el bien sobre el mal en Colombia este domingo?

O la guerra será la suerte que merecemos
Por: Bernardo Socha Acosta
Luego de escuchar a eminentes y destacados personajes del mundo hablando sobre la paz de Colombia, país al que tienen sus ojos puestos alrededor de la paz, solo queda preguntarnos los nacionales, si el mal se impondrá sobre el bien.
No hay duda que respaldar el proceso de paz  es el mejor camino para Colombia, y como lo han repetido centenares de observadores y críticos que dicen, “más vale un acuerdo imperfecto que salve vidas, a una guerra perfecta que siga sembrando muerte y dolor”.
Y es que el Sumo pontífice, (Papa Francisco) que no hay duda es uno de los seres más espirituales del  planeta y con los mejores deseos para la humanidad,  vaticinó que  si los colombianos rechazan el Acuerdo de la Habana (es decir votan por el no) el país se va a enfrentar a peores rigores de la guerra.
Y la Revista Ecónomist,  uno de los medios de información más importantes y analíticos del mundo, le dedicó un editorial positivo a la firma del Acuerdo de Paz  del pasado 26 de septiembre en el que destaca los avances para Colombia. Y el director de ese medio para América, Michael Reid en reportaje para la Cadena Caracol,   consideró que  si los colombianos respaldan el Acuerdo con el voto este 2 de octubre, habrá mejores oportunidades para el país, diferente a, si los colombianos  rechazan esa  oportunidad (audio: http://alacarta.caracol.com.co/audio/097RD130000000406136/.)
Bueno, y si nos ponemos a hacer un repaso del respaldo que han ofrecido diferentes instituciones del mundo, no terminaríamos; pero eso demuestra que  la opinión universal generalizada orientada a respaldar el Acuerdo de  la Habana, sí sabe sobre qué significado tiene un ACUERDO DE PAZ   porque  han asimilado otros casos similares  en países donde ha habido guerra, diferente a un minúsculo grupo político que impulsa el rechazo a la Paz.
Y paradójicamente hay la insustancial o insulsa creencia de que quienes le dicen, no a la paz, están ejerciendo un derecho democrático, pero  si la PAZ  es un derecho de una sociedad consagrada en la Constitución, qué delito estarían cometiendo quienes le meten zancadilla a la paz.  Y entonces quienes están en contra de la paz, estarían causándole un mal a esa sociedad y en este caso a Colombia.
Y para decirlo de frente, si en el supuesto caso que ganara el NO en estas votaciones del plebiscito, la suerte de Colombia con todos sus males que sobrevengan en el futuro, serian lo que han querido los  que tienen la obligación de defender o someter a un país  a la peor suerte de la guerra.
Pero sobre el tema queda mucho que comentar.  Porque es que una buena parte d quienes le ponen palos a la rueda de paz, son quienes reciben emolumentos del tesoro público, es decir que esos algunos, son quienes reciben dineros (más de 20 millones mensuales  como los congresistas) con los cuales adelantan una campaña contra la paz y algunos colombianos son tan imbéciles, que les ponen las cadenas y salen a darles las gracias a sus verdugos.
Y aquí las Farc tienen un gran reto, y es el de hacer un fiel y estricto cumplimiento a los Acuerdos pactados, para darle una gran bofetada a los opositores y ponerlos ante la faz del país y el mundo como los gestores de las fórmulas del Mal  y enemigos de una sociedad sufrida por el maltrato de la guerra de la que ellos han sido corresponsables.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...