Google+ Seguidores

viernes, 28 de octubre de 2016

Crimen con crimen no paga

Alarmante la sensación de inseguridad en la ciudad, hasta el punto que personas desesperadas y desquiciadas por decir lo menos,  pregonan en mentideros, en panfletos y en círculos sociales clandestinos, el regreso de " LA MANO NEGRA", estructura criminal mal denominada de limpieza social para acabar con la delincuencia y prostitución.
Es decir; combatir la muerte con más muerte, regresar a las épocas de barbarie, de la ley del talión,  de justicia por la propia mano, de la vindicta social. Propuesta criminal donde caen inocentes y arrastran con la vida de los habitantes de la calle cuyo único delito es ser pobres o enfermos adictos a las drogas.
El Estado no puede ser reemplazado en la persecución del crimen y en la imposición del castigo; pero debe ser más audaz y efectivo en la lucha contra la delincuencia común, para que no surjan organizaciones paraestatales asumiendo el rol que le es propio al Estado.
Los métodos tradicionales para proporcionar seguridad a los ciudadanos combatiendo el crimen y sus estructuras, ya no son ni idóneos ni suficientes para lograr garantizar la protección del bien supremo amparado por la Constitución Nacional y los cánones universales del derecho en el mundo civilizado: LA PROTECCIÓN DE LA VIDA Y LA INTEGRIDAD PERSONAL.
Las autoridades en quienes recae la responsabilidad de proteger ese bien, están en el deber de innovar en las estrategias y diseñar planes puntuales para lograr tal fin dándole prioridad a la inteligencia y a la tecnología.
Las empresas criminales se han tecnificado, tienen toda una estructura en recursos humanos bien preparados de acuerdo con las modalidades del delito y cuentan con recursos suficientes que invierten en tecnología de punta, en armamento, vehículos, sistemas de información, equipos de rastreo y una sofisticada Logistica.  Cuentan además con bloques de inteligencia que se infiltran y permean a las mismas autoridades como quedo demostrado en la operación de la calle del Bronx en la capital de la República, que les permitió evadirse y guarecerse de las acciones policiales.
El Estado no puede estar a la zaga en la lucha contra el crimen y los municipios con los Alcaldes como jefes de policía tienen el deber de proteger a sus ciudadanos. Pero, para ello deben construir con la comunidad
Los PIS, Planes Integrales de Seguridad y dotarlos de músculo financiero para que con recursos de la Nación y de los municipios se lleven a cabo programas que devuelvan el sosiego.
Por ello es incomprensible y causa estupor que nuestra ciudad, donde la inseguridad cabalga a sus anchas, haya quedado por fuera de los millardos de recursos que provenían del Ministerio del Interior para la adquisición y puesta en funcionamiento de las cámaras de vigilancia para que de manera tecnológica se combatiera y previniera el crimen. ¿Cuántos atracos , raponazos, hurtos, violaciones y Homicidios hubiésemos podido neutralizar y detectar identificando a las bandas criminales? Muchos, seguro que si. Pero acá se le da más importancia a colocar cámaras y aparatos tecnológicos para imponer partes de tránsito y sancionar infractores viales, que para proteger la vida y la integridad personal. Por ello, sobre la conciencia de los funcionarios públicos que por negligencia, desconocimiento e inexperiencia, no accedieron oportunamente a la presentación y seguimiento a los proyectos, les ha de pesar fardos de culpabilidad, o mejor toneladas de remordimiento por su falta de compromiso con la sociedad bumanguesa que no ha dejado de expresar su REPROCHE SOCIAL.
Llamado patriótico a las autoridades administrativas y policiales para poner en funcionamiento los PLANES INTEGRALES DE SEGURIDAD y para desarticular cualquier intento de que la abominable y perversa mal llamada justicia social, denominada MANO NEGRA, encharque con sangre y muerte  los parques y barrios de la ciudad.
Carlos Ibañez Muñoz
Exalcalde de Bucaramanga.
Octubre 2016

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...