Google+ Seguidores

viernes, 7 de octubre de 2016

Entonces, ¿hubo fraude electoral el pasado domingo?

Es un interrogante que se hacen los  electores del  plebiscito
Por: Bernardo Socha Acosta
En la historia política contemporánea de Colombia  no se había visto tanta bajeza, irresponsabilidad e irrespeto contra los colombianos.
Es que lo que hicieron los promotores del NO  al presionar sicológicamente a los electores para que votaran contra la paz, no es, ni para chistes flojos por las redes sociales, ni para que los engañados (más de 6 millones) se queden avergonzados, callados y humillados. Los engañaron, según lo reveló el mismo gerente de la campaña del NO.
Luego de conocerse de esa actitud  engañosa y de presión sicológica  contra el elector, hubo toda clase de pronunciamientos, condenando lo que puede hacer un grupo de personas que supuestamente son notables ante los colombianos, pero   esa importancia de personajes quedó por el suelo y lo más bajo de la historia política.
Presionar a un elector  no se hace solo con las armas; también se presiona con las mentiras, con el engaño, con el irrespeto y con el odio.
Eso fue lo que hicieron los promotores del No en las elecciones que acabaron de pasar y por eso las autoridades correspondientes  deben investigar y aplicar las sanciones que manda el ordenamiento jurídico, para sentar un precedente en Colombia. Ya las cosas están muy claras y las desenmascaró el mismo gerente de la campaña de los del No al revelar las patrañas –según él- para  hacer crear ‘rabia’ y odio entre los electores y que votaran, No a la paz. (engañados)
Pero es que ejercer cualquier farsa contra la paz, es implícitamente estar violando el MANDATO constitucional (la paz es un derecho y un deber de obligatorio cumplimiento, según el artículo 22 de la Constitución Nacional)  y eso fue lo que hicieron los señores del No, para engañar a los electores.
Y la denuncia que hizo la Senadora Claudia López en su momento, referida en el siguiente instructivo, no deja duda:
Y para eso es que el orden jurídico prevé estos casos o delitos y recoge en el código penal, la siguiente advertencia: que… el  fraude al sufragante  se tipifica:  ‘Quienes mediante maniobra engañosa, obtenga que un ciudadano vote por determinado candidato, partido o corriente política, o lo haga en blanco. La persona incurrirá en prisión de 4 a 8 años.’
Estos actos tan bajos que según los denunciantes se cometieron,  son los que hay que hacerlo saber del mundo entero  para que la historia los señale, de cuanto hicieron para impedir que la paz se lograra en Colombia. Y saber que esos electores que votaron engañados, también  pasaron a ser víctimas.
Gracias a la comunidad Internacional y últimamente a la decisión del Comité Nobel de Noruega, Colombia recibió el premio a la paz y la lucha contra los opositores  se va a lograr, tras el engaño  que se le hizo a los electores que de buena fe le creyeron a esos “señores” que deberán pedirle como mínimo al pueblo que, los PERDONE por esa infamia que hizo quedar a más de 6 millones de ciudadanos, como los más ignorantes del mundo. Todo por el engaño y no conocer el texto de los acuerdos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...