Google+ Seguidores

jueves, 16 de febrero de 2017

Repugnancia de la corrupción asfixia a los colombianos

¿Se requiere la cadena perpetua para los corruptos?
                   Por: Bernardo Socha Acosta
A los colombianos debe haberles llegado la repugnancia de la corrupción politiquera hasta la coronilla.
Es que la corrupción se convirtió en el peor cáncer que ha dejado y está dejando la más mortífera infamia de las huellas del atraso nacional; vemos ruinas en las ciudades con la llegada de tantos menesterosos; vemos crímenes sin castigo y tantos males más que son producto de la corrupción. Y lamentablemente la respuesta del sistema que nos rige, es el acoso del gobierno para sacar más impuestos que no van sino a saciar el devorador apetito de los corruptos que ya se encuentran en todas las dependencias del estado y muchos del campo privado, tristemente.
Cuando vemos y escuchamos que se paralizaron grandes obras, como por ejemplo las de la Ruta del Sol, que están llamadas a redimir al país en comunicación terrestre, y todo por la corrupción, quedamos desilusionados de todo.
En un país como el nuestro, que da pesar decirlo, los únicos honestos, son los integrantes de ese conglomerado que está bajo la dominación del estado, como el que trabaja para sobrevivir y lo que medio devenga de su labor honesta y paciente, es para compartirlo con ese estado o sistema alcabalero al que ha llegado y  del que muchos ya están cansados. La última reforma tributaria   es la mejor muestra del deterioro al que el sistema ha llegado, de exprimir a su pueblo, para seguir saciando la voracidad de quienes forman esa cadena de corrupción que todos saben quiénes la integran.  Y la corrupción no es solo cuando se hacen las triquiñuelas para apoderarse del dinero fácilmente; también la corrupción es esa forma de auto   fijarse salarios que superan 20 o 25 millones de pesos mensuales como ocurre en el Congreso de la república.
Y este anticipo o preámbulo, es para proponer que, los colombianos reflexionemos y, en las próximas elecciones,  los ciudadanos comencemos a buscar una salida al yugo que nos asfixia. Así como el estado invita a que sufraguemos, pues hagámoslo, pero para  pedir la cadena perpetua para los corruptos, que sería lo menos, porque en otros países se aplica pero la pena de muerte. Y con esta propuesta, también ir pensando en votar por el Congreso de la república, pero, hacerlo en Blanco, para demostrar que no estamos conformes con esa rama del poder público, porque de allí en alto grado se ha desprendido la corrupción, o sino veamos cuántos  ex congresistas están comprometidos y otros cuestionados. 
Los colombianos debemos ir pensando en la unidad de los buenos contra los malos. Y esos corruptos no pueden seguir prevaleciendo,  para continuar como vulgares vampiros chupándole la sangre a quien trabaja de sol a sol para devengar un irrisorio salario del que el estado, o gobierno es responsable.  Hay que actuar a tiempo antes que el pueblo tenga que actuar como el ejemplo que nos dejó la Revolución de los comuneros, en el Virreinato de la Nueva Granada en 1781.
"La ola de  descomposición nos pone en un dilema frente a las próximas elecciones."

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...