Google+ Seguidores

viernes, 2 de noviembre de 2018

Se viene el cuatrienio negro para los colombianos con la Reforma Tributaria

Por Bernardo Socha Acosta
Con la nueva Reforma Tributaria que el gobierno pretende que el Congreso de la República apruebe, Colombia estaría a un paso de convertirse en la nueva Venezuela. Y entenderlo es muy sencillo. Si el 80% de los productos de la canasta familiar quedan gravados con el IVA, el consumo de esos productos bajará irremediablemente. Óigase bien, el CONSUMO disminuirá porque las familias no tendrán capacidad de compra, y si no hay igual demanda en el mercado de esos productos por el gravamen del IVA, pues lógicamente no se venderán y los comerciantes tendrán que no volver a adquirirlos porque no se venden al mismo ritmo que antes. Entonces la fuente primaria (el campo) tendrá que dejar de producir artículos que no se venden y el resultado será el temible fenómeno del hambre  que comenzará a rondas las ciudades, escasez  que desesperará a los más pobres de las ciudades, que no tendrán otra alternativa que emigrar a otro país donde se esté produciendo para encontrar alimentos. Pero ese no será el único problema, habrá otra situación que será el orden público generado por los fenómenos la inseguridad, y de la violencia no solo guerrillera, sino la violencia que generan los que pasen a integrar las franjas de la MISERIA  o pobreza extrema.
Ya los gremios del país  que son consecuentes de cómo se maneja la producción nacional, lo han advertido, pero parece que la ignominia  contra el pueblo colombiano y especialmente contra las clases bajas y media es la consigna del gobierno, consigna que parece más una teoría dictatorial, que la cacareada democracia de un país víctima de todas sus riquezas, al que solo los impuestos contra el pueblo son las fórmulas para reponer los saqueos que buena parte de la politiquería a través de los contratos y otras artimañas se roban y la disfrutan de frente a los ciudadanos.
Y aquí si habrá necesidad de confían en la sensatez y respeto popular de Representantes y Senadores que el pueblo ha elegido para que lo represente en esa gran junta directiva de gobierno que 10 millones de ciudadanos de buena fe escogieron. Entonces el Congreso de la república tendrá la última palabra y si no se remedia ese FANTASMA  que el gobierno a través de un Ministerio cuestionado por sus antecedentes, preparó con desaforada fanfarronada y apetito de arruinar a los colombianos de más escasos recursos.
De pasar ese proyecto de Ley de Reforma Tributaria, al que le ha puesto una máscara para engañar irrespetuosamente a los colombianos, (ley de financiamiento) el pueblo  tendrá que prepararse para afrontar el   cuatrienio más negro y azaroso que haya vivido un pueblo, después del intento alcabalero de la Corona española, en 1.781, cuando Manuela Beltrán rompió el edicto fijado en el Socorro con la nueva tabla tributaria, hecho que dio inicio a la Revolución de los Comuneros. Y si el proyecto de Ley pasa tal como fue redactado por el Ministerio de hacienda con la anuencia presidencial, los colombianos con qué ánimo quedarían para unas nuevas elecciones… Habrá que ahitar la idea para que ningún politiquero vuelva a las plazas públicas con promesas ignominiosas, mentirosas y de burla contra un pueblo cansado de las pretensiones por el abusos de poder.  

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...