Google+ Seguidores

miércoles, 2 de mayo de 2012

126 años de los mártires de Chicago


Saludo a los trabajadores este 1ero de Mayo
Luis Roberto Schmalbach
» Oficina de Prensa | Bucaramanga | Mayo 01 de 2012
Por: LUIS ROBERTO SCHMALBACH CRUZ
Diputado - Polo Democrático Alternativo

Al momento de conmemorar los 126 años de aquella histórica gesta de los mártires de Chicago, la clase obrera ha de repasar que sigue siendo la clase de la humanidad  revolucionaria por antonomasia, puesto que es la única clase que piensa y lucha por todas las demás, al no apropiarse del trabajo ajeno.
El sufrimiento de millones de trabajadores, las necesidades básicas insatisfechas de miles de millones de seres humanos en los cinco continentes, la vergonzosa  acumulación capitalista de la riqueza que produce el trabajo, la producción y los recursos naturales de las naciones, la dominación de los monopolios del imperialismo de los capitales, los mercados, la producción intelectual y material de los hombres y mujeres del mundo, hacen cada vez más insoportable las relaciones de producción de esta sociedad .
El capitalismo en el monopolio no tiene la capacidad de responder a las exigencias de una población global de 8.000 millones de habitantes, que en los próximos  cuatro lustros podría ser de 12.000 millones. La forma de acumulación lo impulso a mayor destrucción de los medios naturales y a la exacerbación de la explotación del trabajo humano para extraer de ellos mayores ganancias y más acumulación, es un círculo infernal que lo lleva a crear una creciente demanda, basada en la  sociedad de consumo que la hace insostenible.   
Las recurrentes crisis del sistema global del neoliberalismo impuesto por el imperialismo, cada vez en ciclos más cortos pero acumulativos, ponen en evidencia que todo imperio tiene un principio y un final, unos más largos que otros. El imperio romano duro más tiempo que el otomano, el imperio soviético, “contado desde que este lo fue” duró menos años que los que lleva el norteamericano y sin embargo este también correrá con la misma suerte de los anteriores.
Las expresiones convulsivas de la primavera Árabe, las masivas manifestaciones de los indignados de Europa, las gigantescas concentraciones de Wall Street, las luchas de los estudiantes de Colombia, Chile y otras naciones de América del Sur por una educación de calidad y financiada por el estado, las huelgas de trabajadores de Europa, Asía, África y América, las reclamaciones de productores nacionales de países en esos continentes, la impotencia de los organismos multilaterales y los gobiernos a dar soluciones a la crisis, ponen de manifiesto que la clase obrera tiene el deber histórico ante un problema común, un enemigo común,   responder con lucha común y lenguaje común.
Frente a los tratados de libre comercio con Estados Unidos en aplicación a partir del próximo 15 de mayo, el de la Unión Europea, y el de Corea vendrán luchas grandes para defender la producción, el trabajo y los recursos naturales de la nación, así como también las contiendas por la soberanía, la democracia y el bienestar las gentes de Colombia.
Este 1° de mayo es entonces una invitación a la unidad de los trabajadores de Santander con los del resto de la nación por sus propios derechos y el de todos los colombianos.
Los acompaño en la causa de la soberanía, el trabajo y la producción y los más altos intereses de la clase obrera, felicitaciones en este gran día.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...