Google+ Seguidores

jueves, 17 de diciembre de 2015

Los personajes del Apocalipsis en contra de la paz

                           Por: Bernardo Socha Acosta
Cuando cualquier desprevenido ciudadano escucha que Colombia tiene cerca los días para vivir en paz y eso por su puesto causa enorme satisfacción, especialmente a quienes   han tenido que vivir la zozobra de la violencia  en los campos y en las pequeñas poblaciones del país, llega la estrella negra  de unos personajes que bien pudieran ser los anticristos  que anuncian el apocalipsis.
Nadie entiende cómo esos personajes que se nutren tras los escritorios,  con los impuestos  que pagan esos colombianos amedrentados   de la violencia, quieren que en este país nunca haya convivencia.  Es que pareciera que para ellos,  la guerra fuera la mejor opción.  Pero nadie entiende esa posición. Si bien es cierto que esa posición “apocalíptica” es el fruto de la democracia, tampoco entendemos por qué esos señores juegan y ponen en peligro un derecho al que tienen todos los colombianos de bien, como es el de vivir en Paz.  Y, si la paz es un derecho como lo consagra la Constitución nuestra, tampoco entendemos por qué esos personajes juegan con el derecho de los ciudadanos, tratando de confundirlos, peor de lo que, lo han estado por más de 60 años  de violencia.
Los observadores dicen que la forma como actúan esos personajes que devengan jugosas dietas y sueldos del estado colombiano, no es de ciudadanos honestos, sino de personajes que le estarían jugando una traición a la Patria, como es entorpecer el derecho constitucional a la paz.  Otros interpretan que esos personajes, actúan de esta forma porque  ven su futuro político en riesgo.  
Otras opiniones indican que quienes quieren atravesarse a la paz en Colombia, pareciera que no quisieran desprenderse de un flagelo  (la violencia) que ellos mismo ayudaron a crear con sus no muy salomónicas actuaciones desde los distintos puestos que han ocupado en la vida pública nacional.
Si el país logra salir adelante con el proceso de paz, a pesar de los acérrimos enemigos, Colombia y su gobierno,  merecerán  todos los elogios que se merecen los héroes,  y los enemigos merecerán los más severos reproches de los colombianos y de la clase política y económica internacional.
Es que no hay justificación para que unos encopetados que disfrutan de altas posiciones en el país, quieran violarle ese derecho a los colombianos, como es la posibilidad de vivir en un ambiente  de concordia nacional.
Por fortuna, esos personajes de la Apocalipsis  son muy pocos y cada día lo serán menos, porque los colombianos se dan cuenta del rencor entre  compatriotas que quieren crear.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...