Google+ Seguidores

miércoles, 25 de abril de 2012

ECOS DE LA CUMBRE


TRAFUGARIO
------------------------------------Por: JOSE OSCAR FAJARDO

De lo que voy a hablar acá, no es exactamente del barrio La Cumbre, puesto que a ese barrio jamás iría el presidente Obama, y sobre todo porque allá no hay dónde meter semejante burro de avión en el que anda de chicanería. Tampoco quiero que mi admirado presidente Juan Manuel Santos, vaya a tomar por la “visconversa” mis comentarios que de ninguna manera son malintencionados. Por el contrario, sigo convencido que es un gran presidente. Pero de lo que sí estoy seguro de la Cumbre de las Naciones Latinoamericanas que acaba de culminar en la esplendorosa Cartagena, vaya, vaya, vaya, es que fue todo un esperpento.  El expresidente Uribe dio un dato en su twitter en el que asegura que se gastaron 96 millones de dólares, pero yo al él no se la creo porque, primero, esa es una suma desmesuradamente fantástica y se necesitaba que hubieran repartido de almuerzo lingotes de oro a todos los negritos de la costa Caribe y así de garciamarquianamente no fue. Allá queda Aracataca pero allá no queda Macondo. Segundo, porque a Uribe le interesa más desprestigiar al doctor Santos que caer en la cuenta que él ya no es presidente del Macondo que él gobernó. 
Más bien creo en los 25 millones de dólares que María Angela Holguín asegura que se invirtieron porque hubo francachela y hubo comilona a la lata. De todas maneras esa es mucha plata para un periplo de corte internacional que, en vez de unir a los pueblos latinoamericanos, lo que hizo fue acabar de distanciarlos. ¿Razones? Se les tienen. Veamos. La presidenta de Argentina se fue bien verraca y arrepentida de haber venido, pero para mí, tiene toda la razón. El punto del conflicto sobre las Malvinas no se quiso tocar sencillamente porque Barack Obama dijo, aquí se habla democráticamente de lo que yo quiera. Democráticamente así se hizo. De la asistencia a la cumbre de los representantes de Cuba y de su reingreso a la OEA, tampoco se habló porque “la cumbre no era para eso”, y porque, además, allí se violan inopinada y sistemáticamente los Derechos Humanos, según argumento gringo. Cómo les parece un esqueleto hablando mal de los flacos. Un acordeón hablando de arrugas. 
Otro punto que era clave tocar puesto que es el carcinoma que agobia a casi todos los pueblos de América, y que en Colombia ha sido el flagelo desde hace cuatro décadas, el tráfico de drogas, tampoco se quiso abordar. En cambio Shakira, uno de los personajes colombianos que más pesan en el mundo y que es nuestra más bella representación en todos los sentidos, por una bobada que cometió en la ejecución del Himno Nacional, y que no va vale la pena ni mencionar, fue  enviada a la picota de los gallinazos sin tener en una pequeña cuentita su brillantísima protuberancia mundial. Por el contrario, un piquete de la seguridad del presidente de los Estados Unidos y otro piquete de militares del ejército de los EE UU, que venían salvaguardando la vida del presidente de los EE UU, sin ningún miramiento convirtieron a Cartagena de Indias  en una “casa de indias” o en un vulgar prostíbulo mundial y se “piquetiaron”, no se sabe cuántas féminas y si entre ellas había menores de edad.
Para completar, los habitantes de un pueblo de la costa Caribe, por pura admiración y afecto le regalaron al presidente Obama un curioso burro chiquito con claros visos de inteligencia, que a la final el mandatario gringo no se llevó. Contradictoriamente, sin que nadie se lo explicase, se disgustó. Pero un verriondo periodista de esos bien mamones y del cual no revelo su nombre por cuestiones de seguridad, de pronto le dan en la jeta al bocón ese, está con el cuento que el presidente Obama no se llevó a Demo, así se llama el burrito, y se enfureció tenazmente, no porque el burro no le fuera simpático, sino porque él quería era una burra grande de ojos azules y pestañas bien crespas porque él también es negrito y tiene mucho de tropical. Les ruego que no me pregunten el nombre del periodista porque yo le prometí un estricto silencio.      

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...