Google+ Seguidores

jueves, 29 de octubre de 2015

El abuso con las tarifas de energía eléctrica

¿Qué pasó con el cargo de confiabilidad?
                            Por: Bernardo Socha Acosta
El pretexto del fenómeno del niño fue visto por los directivos de las empresas de generación eléctrica como la oportunidad para llenar las voraces arcas que se nutren con la necesidad de los usuarios, al parecer patrocinados por el ministerio de Minas y Energía.
Esta absurda actitud de los empresarios de la generación eléctrica contrasta con el proceso de diálogos de paz  que se adelanta en la Habana Cuba. Mientras se habla de medidas sociales, que son la base de la paz, los empresarios toman medidas incitadoras al inconformismo social, las mismas que por años han despertado la rebeldía de los pueblos.
Pareciera que algunos de los sectores que manejan el poder económico, quieran  aprovechar el anhelado clima de pacificación de los colombianos  para imponer su ley con extremistas gravámenes en los servicios públicos  para desesperar nuevamente la adormecida paciencia de los colombianos.
Bueno, pero supongamos que haya fenómeno del niño, para que se justifiquen algunas medidas alternativas para generar energía. Pero los colombianos deben saber que esas previsiones ya las venimos pagando desde tiempo atrás, como es el CARGO DE CONFIABILIDAD  que fue establecido en 2006 y que prácticamente es como una especie de seguro, para afrontar imprevistos en el campo de la generación eléctrica,  y así lo considera el ABC de la Confiabilidad que dice textualmente:
“¿Con qué fin se creó? El Cargo por Confiabilidad se creó con el fin de migrar hacia un esquema de mercado que proporcione la señal de largo plazo requerida para promover la expansión del parque de generación energético en Colombia y que, adicionalmente, permita asegurar los recursos de generación no sólo estén disponibles para abastecer la demanda en situaciones de escasez, sino que este abastecimiento se efectúe a un precio eficiente.”
Está muy claro entonces, para qué se creó el cargo de CONFIABILIDAD.
 El defensor nacional del pueblo  hizo un pronunciamiento drástico al respecto, pero no sabemos hasta dónde realmente llegue esta posición para defender a los sectores más afectados por esas decisiones impositivas de los más fuertes que se convierten en un atentado económico contras las clases populares y también contra quienes generan fuentes de trabajo a través de sus modestas  industrias.   
El defensor nacional del pueblo dijo que solicitará unas investigaciones  ante los entes de control, como la procuraduría y la Contraloría general. Ojala que estos anuncios no pasen de ser una euforia de momento y de todas formas el pueblo quede bajo el yugo de los poderosos que manejan a su antojo el servicio de energía en Colombia.
Lo raro es que el ministro de Minas y energía anunció la posibilidad del aumento de las tarifas esta semana y simultáneamente, para el caso de Santander, la ESSA distribuía unos recibos sobre cobro del servicio, con un exagerado reajuste de tarifas, entre los meses de octubre y septiembre. Entonces estas empresas se le adelantaron al gobierno, al no ser que para próximos recibos lleguen otros reajustes, porque así nos ocurre a los colombianos; será por lo pacientes que somos?
Ver sobre reajustes de tarifas    

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...