Google+ Seguidores

domingo, 25 de septiembre de 2016

Los criollos caballeros del Apocalipsis:

Se conocen por el odio, la venganza, violencia y deseos de catástrofe
Por: Bernardo Socha Acosta
Hasta cuándo los caballeros del Apocalipsis aspiran a que Colombia continúe con la guerra que los relatos históricos sostienen que lleva más de 60 años y que en ese lapso la guerra ha dejado más de 8 millones de muertos por la confrontación y unos 5 millones de desplazados que han contribuido al desorden de las ciudades.
Las personas sensatas se preguntan, hasta cuando los caballeros del apocalipsis seguirán sembrando cizaña entre los colombianos, discordia que es peor que las minas que la guerrilla ha sembrado en esos 60 años de confrontación.
Lo que predican los caballeros del Apocalipsis no tienen más que la intención de  cultivar odio, venganza y ruina   en una sociedad que ha sido martirizada, no solo por la guerrilla, sino por unos cuantos y disfrazados redentores que quisieron acabar con la insurgencia pero se convirtieron en los peores verdugos sociales como lo fueron los paramilitares que hoy algunos agazapados bajo el falso manto de la incredulidad quieren atizar más guerra entre quienes quieren la paz y quienes se oponen a ella.
Y hablando de paz, seriamos ilusos pensar que porque se firma un tratado de paz, Colombia se  convirtiera de la noche a la mañana en ese paraíso terrenal del relato bíblico, donde tengamos todo. No; ese tratado es apenas un comienzo para seguir trabajando por esa paz que por tantos años han deseado los colombianos; es solo un paso que posiblemente se aceleraría si los caballeros del Apocalipsis cambiaran su actitud negativa, arrogante, tendenciosa,  ofensiva y carroñera, por ese espíritu   amable, abnegado, de colaboración y de aprecio por su país que a pesar del conflicto les ha dado todo y hasta unos con jugosas pensiones y otros devengando en las Corporaciones públicas  privilegiados emolumentos que les sirve hasta para despotricar  de su país, anunciándole un futuro azaroso y menos halagüeño que lo que ha traído la guerra y la corrupción de cuello blanco, males que parece empeñados en que   sigan mortificando a los Colombianos.
Que mejores oportunidades le esperarían a una sociedad, si no  actuaran los predicadores del mal; los que pretenden hacerle creer a unos cuantos, que continuando la violencia es como se van a encontrar las oportunidades de progreso para Colombia. Que ironía de quienes lo tienen todo y pretenden con falsas teorías llevar a un país a la ruina total, solo por mediar fuerzas políticas para en un futuro pretender el primer cargo del estado volviendo a las plazas públicas a seguirle mintiendo a los electores y a todo un país en el que por fortuna solo unos pocos creen que continuando la guerra es como Colombia va a encontrar salidas en busca de progreso. Cómo estos señores creen que mintiéndole a Colombia es como se encontrará la solución a los problemas. 
Y seriamos un país de ilusos si pensáramos que ya con la firma del Acuerdo de paz, Colombia volviera a recuperarse de más de 60 años perdidos en la guerra. Y es sensato también pensar que seguirán habiendo hechos delictivos, máximo cuando otra guerrilla no se ha desmovilizado y cuando hay unos reductos criminales que buscan la riqueza a como dé lugar.  Pero con la firma del Acuerdo de paz de la Habana,  se aporta un granito de arenas a ese querer de la mayoría de compatriotas que si aspiran a ver una Colombia en la paz, y que entienden que la firma de los Acuerdos es  solo un paso, pero no el retroceso de quienes los que pretenden que continúe la confrontación.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...