Google+ Seguidores

viernes, 15 de mayo de 2015

El glifosato en cultivos ilícitos y lícitos

La diferencia de la fumigación aérea y manual
Por:Bernardo Socha Acosta
A veces quienes estamos en los medios de comunicación, nos dejamos impresionar y nos convertimos en objetos de uso de quienes quieren desinformar a la opinión pública y hasta sacarle dividendos a las confrontaciones.
Esto viene ocurriendo con el debate del GLIFOSATO.  Resulta que el glifosato sí, se puede utilizar sin grave riesgo, para labores domésticas en los cultivos de variados  renglones agrícolas y de hecho se viene haciendo hace muchos años. No es que sea lo mejor, pero pasable si se sabe utilizar.
Pero es que una cosa es utilizarlo en forma doméstica o controlada, y otra utilizarlo de forma AÉREA, acción en la que su efecto es descontrolado y la aspersión le cae por parejo a todo, más la contaminación general del ambiente.  Esas diferencias son las que debemos tener en cuenta y no hablar sin diferenciar los efectos que se causan. Aquí es donde los que se dicen enemigos de la suspensión del Glifosato, quieren aprovechar para hacer lo de los ESCRIBAS  y fariseos  y decirle a la opinión que suspender  las aspersiones aéreas del glifosato es un sacrilegio, pero se reservan decir que los efectos del Glifosato son mortíferos.
Si para fumigar en forma doméstica (con equipo portátil) con GLIFOSATO una parcela o una cuadra utilizada para el pastoreo de ganado,  se  debe hacer muy temprano en la mañana, cuando las corrientes de aire están quietas, se entiende por qué la fumigación AÉREA tiene tantos efectos negativos, de los que los contradictores, pareciera que quisieran eliminar por parejo.
Escuche a un señor Uribe (no Álvaro) por una Cadena Radial, pero se le notaba el afán de decir todo lo supuestamente perjudicial eliminar las fumigaciones con glifosato. Lo que en ningún momento dijo, fue que las comunidades que se hallan en zona de fumigación aérea están quedando en la física pobreza y cargados de graves enfermedades por las fumigaciones.
Lo que los periodistas por sentido común debemos tener en cuenta es que la fumigación aérea mata  lo que encuentre a su paso y causa una contaminación general del ambiente. Revisando sobre las fumigaciones encontré el siguiente artículo de la Ingeniera agrónoma licenciada en biología, Elsa Nivia, que nos ilustra sobre el tema:
Fumigación con glifosato: efectos nocivos
'El uso de herbicidas de amplio espectro aplicados por vía aérea con el fin de erradicar los cultivos ilícitos causa graves e innecesarios problemas de salud en personas y animales, contamina suelo, aire, agua y alimentos, y destruye cultivos básicos, animales de cría y peces base de la sobrevivencia de comunidades campesinas e indígenas, y atenta contra la biodiversidad.
Introducción
Los efectos ambientales y de salud causados por estas fumigaciones aéreas se suman a los que genera el uso agrícola normal de plaguicidas, el cual es legal y basado en el modelo de producción agrícola conocido como la revolución verde, en boga desde hace más de medio siglo, y que se basa en monocultivos, irrigación, crédito y uso intenso de fertilizantes y agroquímicos tóxicos con licencias de venta.
Por tal razón, no es aceptable que las autoridades justifiquen la estrategia de "erradicación" con el argumento de que los plaguicidas contra los cultivos ilícitos contaminan ya que estos se usan también en los cultivos lícitos de todas las zonas agrícolas de Colombia. Desafortunadamente se seguirán utilizando irracionalmente en tanto los gobiernos no instrumenten políticas eficaces de control de los agrotóxicos y de impulso a la producción ecológica u orgánica.
Cuando se fumigan por vía aérea los cultivos ilícitos con herbicidas de amplio espectro, se afectan simultáneamente cultivos alimenticios vecinos o intercalados, fuentes de agua, ganado y animales domésticos, escuelas, viviendas, la población y las especies de flora y fauna de áreas selváticas aledañas.
Puede afirmarse que las fumigaciones aéreas de herbicidas sobre cultivos ilícitos que se realizan en Colombia no tienen precedente en la literatura científica. Además, las fumigaciones aéreas sí constituyen un grave riesgo para la salud humana y animal y el ambiente en general.  Leer mas

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...