Google+ Seguidores

lunes, 11 de junio de 2012

Cartas del lector

Amigo Bernardo Socha: 
La caricatura es el arte de expresar con unos pocos  trazos, muy pocas palabras y mucho humor, la filosofía  y los conceptos fundamentales que en el leguaje normal requerían abultados y profusos tomos de difícil comprensión.   
Concuerdo con la primera caricatura y tal vez parezca  una concepción un tanto anarquista: "El Estado es el  problema"; dolorosamente, como abogado, tengo  que admitir que la corrupción empieza y tiene sus  bases sólidamente ancladas en la Constitución y la Ley.
La Constitución colombiana, como muchas otras de los paises latinoamericanos y las de otras naciones del denominado eufemísticamente "Tercer Mundo, Mundo subdesarrollado o patio trasero de los Estados Unidos", tiene su origen en el llamado Consenso de Washington.
En aras del Consenso de Washington la Constitución de 1886 que era mala, fue reemplazada por otra peor; con la Constitución de 1991 se dio vía libre, se le quitaron las talanqueras y las barreras que durante más de cien  años se habían diseñado desde la visión cristiana y liberal para morigerar los abusos y la barbarie propios e inherentes a la naturaleza y a la razón de ser del capitalismo.
Con la Constitución de 1886 a los lobos capitalistas, como en la naturaleza salvaje, les asistía el "derecho" a comerse las ovejas, pero tenían que cazarlas; además, las ovejas eran protegidas por el pastor que las administraba y de paso se lucraba de ellas: el Estado; con la Constitución de 1991 el pastor cambió de bando y se asoció con el lobo para  ahorrarle a éste el esfuerzo de tener que cazar  a su presa; ahora, el pastor acorrala las ovejas  y le permite al lobo entrar al redil con las fauces abiertas a satisfacer sus instintos: esa es la filosofía  predilecta del neoliberalismo, obtener el máximo rendimiento del capital con el menor esfuerzo.
En el actual Estado neoliberal las ovejas son sometidas y dominadas con los instrumentos bélicos y la represión de la "seguridad democrática" para garantizarle al lobo la "confianza inversionista".
Con el predominio del neoliberalismo, como política de Estado, los bienes y recursos públicos, léase bienes bienes y patrimonio de la sociedad, fueron privatizados; minas, petróleo, gas, electricidad, carreteras, vías fluviales, comunicaciones, salud, educación, servicios públicos,  entre otros bienes de la sociedad fueron entregados al sector privado, léase capitalismo, para su explotacion.

Queda mucho por explicar para llegar a las fuentes  prístinas, que desde la Constitución y la Ley, auspician y protegen a la corrupción y la criminalidad que agobia a nuestra sociedad.
Atento saludo, 
Reinaldo Ramírez  

Ver aquí caricatura

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...